Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega Lara pide la baja como militante del PP

El ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA es habitual en las manifestaciones de víctimas del terrorismo

José Antonio Ortega Lara, ex funcinario de prisiones y la persona que más tiempo ha estado secuestrada por ETA, un año y medio, ha anunciado que se da de baja en el PP, partido al que estaba afiliado desde 1987. La decisión de Ortega Lara llega al día siguiente de que la presidenta del PP vasco, María San Gil, comunicara al presidente de su partido, Mariano Rajoy, que dejará de ser la responsable popular en Euskadi. El ex funcionario de prisiones no ha aclarado aún los motivos de su abandono del PP.

Ortega Lara entró en el Partido Popular gracias al ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja, y su presencia es habitual en las manifestaciones de las víctimas del terrorismo, concentraciones en las que siempre es de los más aplaudidos.

El ex funcionario de prisiones estuvo secuestrado 532 días (17 de enero de 1996 a 1 de julio de 1997) por los terroristas en un zulo en Mondragón . Cuando fue liberado por la Guardia Civil, su imagen, famélico, con larga barba y mirada desorientada, dio la vuelta al mundo. Durante su secuestro, ETA intentó extorsionar al Gobierno -en el que era ministro del Interior Mayor Oreja- condicionando la liberación de Ortega Lara al reagrupamiento de los presos terroristas en cárceles de País Vasco.

El 17 de enero de 1996 Ortega Lara, que había solicitado nuevo destino a la prisión de Soria, fue secuestrado en el garaje de su domicilio en Burgos, al que como todos los días regresaba tras su turno de mañana en la prisión de Logroño. En la madrugada del 1 julio de 1997, la Guardia Civil desencadenó una operación que dio como resultado su liberación, con 23 kilos menos de peso. Fueron capturados sus secuestradores.

Tras la liberación de Ortega Lara, ETA reaccionó con un nuevo secuestro, el del concejal del PP en Ermua (Vizcaya) Miguel Ángel Blanco, al que finalmente asesinaron.

Se presentó en las últimas elecciones

El ex funcionario de prisiones se presentó en las pasadas elecciones municipales a la candidatura del PP por Burgos, que encabezaba el alcalde Juan Carlos Aparicio. Él dijo que lo hacía por "compromiso" con el PP y para "solidarizarse" con los candidatos que se presentaban en País Vasco. En la anterior legislatura, Ortega criticó en distintas ocasiones la negociación con ETA y llegó a calificar de "trienio negro" para las víctimas del terrorismo el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Aguirre: "Algo se está haciendo no mal, sino muy mal"

En los pasillos de la Asamblea de Madrid, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha declarado con rostro muy serio: "La noticia de que Ortega Lara ha pedido la baja del partido, junto con la salida de María San Gil de la presidencia del PP vasco, son dos noticias no malas, sino muy malas, que significan que algo se está haciendo no mal, sino muy mal, en el PP", ha informado Soledad Alcaide.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha expresado su "cercanía" a Ortega Lara. En un comunicado, el colectivo de víctimas del terrorismo señala que "las razones y los sentimientos que le hayan llevado a dar ese paso merecen todo el apoyo de la AVT". Según la entidad que preside Juan Antonio García Casquero, "Ortega Lara es un referente moral para la sociedad española y siempre ha defendido, como víctima del terrorismo y asociado de la AVT, la memoria, la dignidad y la justicia que merecen todas las víctimas".

Por último, la AVT alude a la salida de María San Gil del PP, al mostrar "su apoyo" a las personas que, "tras sufrir la sinrazón del terrorismo durante muchos años, estos días están tomando decisiones valientes que son coherentes con la defensa de la libertad y la derrota del terrorismo".