Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Nos han tenido encañonados en todo momento"

EL PAÍS habla con uno de los marineros del 'Playa Bakio' 30 minutos después de ser liberados

"Nos han tenido encañonados por una metralleta en todo momento. La liberación ha sido pacífica, pero el cautiverio, penoso", ha asegurado a EL PAÍS el marinero secuestrado Gotzon Klemos, 30 minutos después de haber sido liberado.

"No sé si han pagado rescate por nosotros, pero estamos muy contentos. Por favor díganle a mi mujer que voy para casa" , ha rogado, emocionado Klemos, uno de los 26 tripulantes del barco español secuestrado hace seis días en aguas de Somalia.

Klemos ha confirmado que todos los tripulantes del Playa Bakio se encuentran bien. Trece de los 26 tripulantes son españoles (ocho gallegos y cinco vascos), mientras que el resto son de origen africano.

Por su parte, el primer oficial del pesquero, Ignacio Abal, ha señalado a EFE que el primer momento de la liberación fue "crítico y tenso" porque tenían miedo a marcharse "los tipos (secuestradores) por el miedo a que la fragata les enviara un pepinazo (bombazo) desde las 22 millas a las que estaba". "Esperaron a que cayera el sol y ahí se fueron. En diez minutos o quince dimos avante el barco y ahora vamos rumbo a Seychelles acompañados de la fragata Méndez Núñez que nos da tranquilidad porque esto es un abismo de piratas", ha añadido.

Abal ha señalado también que el trato que dispensaron a la tripulación los secuestradores fue en líneas generales bueno. "Pero no se portaron muy bien. Te amenazaban y si te decían algo y no obedecías te hacían gestos de cortarte el cuello. Estábamos a su voluntad, no se podía hacer otra cosa", ha declarado.

El Playa de Bakio se dirige ahora hacia el puerto de Victoria, capital de las Islas Seychelles, escoltado por la fragata Méndez Núñez.

Según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno en una comparecencia ante la prensa, está previsto que el pesquero español llegue a puerto dentro de menos de 70 horas. De la Vega ha asegurado que en "todo momento ha prevalecido la seguridad" de los tripulantes.