Selecciona Edición
Iniciar sesión

Aznar: "Déjame que beba tranquilamente"

El ex presidente del Gobierno cuestiona las campañas de la DGT al recibir una distinción de los productores de vino

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha recibido hoy en Valladolid la medalla de honor de la Academia del Vino de Castillo y León. Aznar ha aprovechado el acontecimiento no sólo para agradecer el reconocimiento, sino también para criticar el prohibicionismo del Gobierno, empezando por la que denominó "ley contra el vino" y terminando con las campañas de la Dirección General de Tráfico. "¿Y quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mí?", ha ironizado Aznar respecto al conocido lema, tras lo que ha añadido que nadie le debe decir lo que tiene o no que beber. "Déjame que beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás", ha dicho.

Cada vez que habla el ex presidente del Gobierno José María Aznar, tanto los partidarios como los opositores prestan atención. En esta ocasión, aprovechó la recepción de la medalla de honor de la Academia del Vino de Castilla y León, que recogió en Valladolid, para criticar la política de prohibición que, a su juicio, desarrolla el Gobierno, y definirse defensor de la libertad.

"A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a usted le prohíbo beber vino", ha comentado Aznar en Valladolid. Especial atención ha prestado a las campañas de la Dirección General de Tráfico, de las que ha dicho obviar los carteles de advertencia en las autopistas qu recuerdan el lema de No podemos conducir por ti. "Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí?", ha ironizado el ex presidente en un comentario que ha recibido aplausos del público asistente al acto. "Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás", ha subrayado el actual presidente de honor del PP.

También se ha referido a la que ha denominado "ley contra el vino", cuyo anteproyecto retiró recientemente el Ministerio de Sanidad. Parafraseando a Miguel de Cervantes, se ha referido al consumo moderado del vino como "ayuda para guardar secretos y mantener compromisos y promesas", bebida a la que también ha calificado como "un patrimonio de orgullo para todos los españoles". Aznar, no obstante, se ha dejado cosas en el tintero, ya que ha dicho preferir formular un discurso breve, para así "no caer en la tentación política".