Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mariano Rajoy y la igualdad

En 1983 y 1984 publicó sendos artículos en los que defendía la idea de que la desigualdad es algo natural al género humano

El pasado martes, Mariano Rajoy decía en una entrevista que "para ser presidente del Gobierno deberían exigir algo más que ser mayor de 18 años y ser español". Según informa la Cadena SER el líder del PP tiene una idea negativa de la igualdad que viene de antiguo. En 1983 y 1984 publicó sendos artículos en los que defendía la idea de que la desigualdad es algo natural al género humano y que toda búsqueda de la igualdad es "radicalmente contraria a la esencia misma del hombre".

En el primero de esos artículo, titulado "Igualdad humana y modelos de sociedad", publicado por el diario Faro de Vigo el 4 de marzo de 1983, el entonces diputado de AP en el Parlamento gallego glosa el libro de Luis Moure Mariño "La desigualdad humana" y expone sus convicciones sobre este asunto.

Para ello, Mariano Rajoy se remonta al siglo VI antes de Cristo: "Ya en épocas remotas -escribe- se afirmaba como verdad indiscutible que la estirpe determina al hombre (...), era un hecho objetivo que los hijos de 'buena estirpe' superaban a los demás". Más adelante, y partiendo de las leyes de Mendel, llega a esta conclusión: "El hombre, en cierta manera, nace predestinado para lo que debe ser".

Por ello, "todos los modelos, desde el comunismo radical hasta el socialismo atenuado, que predican la igualdad de la riqueza" tiene como objetivo "la imposición de la igualdad" y son "radicalmente contrarios a la esencia misma del hombre (...) y por ello, aunque se llamen modelos progresistas, constituyen un claro atentado al progreso porque contrarían y suprimen el natural institnto del hombre a desigualarse, que es lo que ha enriquecido al mundo y eleveado el nivel de vida de los pueblos".

La envidia igualitaria

Un año más tarde, el entonces presidente de la Diputación de Pontevedra publica de nuevo en Faro de Vigo, en esta ocasión para comentar otro libro. Se trata de "La envidia igualitaria", del que es autor Gonzalo Fernández de la Mora, en el que encuentra "unas brillantes páginas" que reafirman a Mariano Rajoy en sus ideas sobre la desigualdad del hombre: "El hombre es desigual biológicamente, nadie duda hoy que se heredan los caracteres físicos como la estatura, el color de la piel y también el cociente intelectual. La igualdad biológica no es pues posible. Pero tampoco lo es la igualdad social: no es posible la igualdad del poder político".

Estas ideas las lleva Rajoy hasta el terreno fiscal: "¿Por qué, mediante la imposición progresiva, se hace pagar a unos hasta un porcentaje diez veces superior al de otros por la misma cantidad de ingresos? Para penalizar la superior capacidad, o sea, para satisfacer la envidia igualitaria".

Ambos artículos tienen más de viente años, pero el pensamiento que los inspira es el mismo que esta misma semana llevó al presidente del PP a pedir que se exijan más méritos que ser español y tener 18 años para poder ser presidente del Gobierno. Es decir, como no todos los españoles de 18 años somos iguales, sólo los que cumplan determinadas condiciones de capacidad intelectual deberían poder acceder al poder. Es decir, solo los mejores pueden gobernar, lo que los griegos ya definieron como aristocracia frente a la democracia; es decir, el gobierno de los mejores frente al gobierno del pueblo.