Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia condena a De Juana a 12 años y 6 meses de cárcel por amenazas terroristas

El etarra responde a la sentencia con el inicio de una nueva huelga de hambre

La sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado al etarra Juan Ignacio de Juana Chaos a 12 años y medio de cárcel como autor de un delito de amenazas terroristas, con la agravante de reincidencia, dirigidas contra cinco responsables de prisiones en dos artículos publicados en Gara en 2004. Aunque fuentes de la Audiencia han asegurado que las deliberaciones continúan, las agencias EFE y Europa Press han informado de que la decisión está tomada e incluso han recogido la "satisfacción" mostrada por el fiscal Fernando Burgos. Está previsto que sea mañana cuando se notifique la sentencia al preso.

En previsión de la sentencia, el miembro de la banda terrorista ha anunciado esta mañana el inicio de otra huelga de hambre. De Juana ha decidido interrumpir su alimentación de nuevo, después de que el pasado 9 de octubre abandonara el ayuno que mantenía desde agosto, según han confirmado fuentes de Askatasuna.

Fuentes de la Fiscalía han manifestado su satisfacción por la decisión del tribunal, que ha sido adoptada por unanimidad por los tres magistrados que lo componen, al considerar que avala las tesis que defendió el fiscal Fernando Burgos en el juicio que se celebró por estos hechos el pasado 27 de octubre.

El recluso inició una huelga de hambre el 7 de agosto en demanda de su puesta en libertad. Iñaki de Juana iba a abandonar la cárcel en febrero del pasado año, pero la Audiencia Nacional le imputó los delitos de amenazas terroristas y pertenencia a banda armada a raíz de dos artículos publicados con su firma en el diario Gara.

De Juana se encuentra en prisión preventiva tras haber sido procesado en agosto de 2005, mes en el que, gracias a las redenciones que contemplaba el Código Penal de 1973, extinguía una condena que superaba los 3.000 años de cárcel, de los que cumplió un tiempo máximo de 18 años, por participación en once atentados en los que fallecieron 25 personas.

Reacciones a la nueva huelga del etarra

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado que si vuelve a ser necesario, De Juana Chaos, será alimentado forzosamente para impedir el deterioro de su salud y ha rechazado presiones sobre los tribunales de Justicia. "Reitero lo que el Gobierno afirmó cuando tuvo lugar la primera huelga de hambre y es que el Gobierno, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, está en el derecho y en el deber de alimentar a quien intente autolesionarse o atentar contra su propia salud y por tanto eso es lo único que procede", ha dicho el ministro.

Las primeras reacciones a esta segunda huelga de hambre, iniciada por el etarra de Juana Chaos, han llegado desde las filas del PP. María San Gil ha expresado su deseo de que el Gobierno "se inquiete poco", ya que a su juicio constituye "una nueva aberración". San Gil ha reiterado sus primeras declaraciones: "Vuelvo a decir lo que dije con la primera, que se podía haber puesto en huelga de hambre antes de matar a 25 personas porque por lo menos a lo mejor había 25 personas más viviendo en España."

También la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, se ha pronunciado al respecto, ha calificado de "mala noticia" que el preso de ETA haya decidido reiniciar la huelga de hambre, ante la perspectiva de una nueva condena por amenazas terroristas, que puede alcanzar los 13 años de prisión.

Además Azkarate cree que también es una "mala noticia" que la condena haya sido conocida "a través de una filtración a la prensa desde el mundo de la Justicia. Esperemos que cuanto antes la Justicia, o algunos jueces, vuelvan al camino que nunca debieron dejar y que Iñaki de Juana u otros no tengan que hacer huelgas de hambre", concluyó.

Historia de una huelga de hambre

El etarra comenzó una huelga de hambre en la cárcel de Algeciras, en Cádiz,el 7 de agosto de 2006 para reivindicar su excarcelación, ya que, según él, ya había cumplido su condena.

El 19 de septiembre fue internado en el hospital Punta de Europa de Algeciras para someterse a análisis por tercera vez desde que comenzó su protesta y, al día siguiente, con autorización de la Audiencia Nacional los médicos comenzaron a alimentarle de forma forzosa, dado su delicado estado de salud. El 6 de octubre ingresó en la unidad de nutrición del Hospital 12 de octubre de Madrid para continuar su recuperación y, dos días después, abandonó su protesta.

En la nota de prensa, en la que se anuncia la segunda huelga de hambre del etarra, Askatasuna no precisa los motivos de la decisión del etarra.