Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

Zapatero dice que De Juana Chaos es uno de los presos de ETA a favor del proceso de paz

El fiscal rebaja la solicitud de pena de 96 a 4 ó 13 años de cárcel

El etarra De Juana Chaos, durante el juicio que se celebra en su contra en la Audiencia Nacional.
El etarra De Juana Chaos, durante el juicio que se celebra en su contra en la Audiencia Nacional. REUTERS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado esta tarde que el etarra Iñaki de Juana Chaos, juzgado en la Audiencia Nacional por dos artículos escritos en el diario Gara, es uno de los presos de la banda favorable al proceso de paz. En una conversación informal con periodistas en Soria, el jefe del Ejecutivo ha dicho que la actitud exhibida por De Juana al comienzo del juicio, contestando de manera educada y en castellano a las preguntas del fiscal, es coherente con las informaciones de las que dispone el Ejecutivo en este sentido.

Estas declaraciones han levantado ampollas en el PP, partido que se opone al proceso de negociación con ETA en las actuales circunstancias. Su portavoz en la Comisión de Interior del Congreso, Alicia Sánchez, ha dicho que esas palabras resultan "indignas e impropias" de un presidente. La portavoz ha recordado que el etarra es "uno de los criminales más sanguinarios".

En medio de una gran expectación ha arrancado esta mañana en la Audiencia el juicio contra De Juana por sus cartas supuestamente amenazantes y por las que el ministerio público ha rebajado su solicitud de condena, pasando de los 96 años de cárcel a los 4 ó 13 en función del delito cometido.

Rebaja de penas

Ha sido el fiscal Fernando Burgos el que ha dejado en manos del tribunal la decisión de condenar al etarra José Ignacio de Juana Chaos a cuatro años de prisión por un delito de actividad terrorista en concurso con otro de enaltecimiento del terrorismo, o bien castigarle con 13 años de cárcel por un delito de amenazas terroristas.

El terrorista, que mantuvo una huelga de hambre durante 63 días, entre el 7 de agosto y el 8 de octubre de este año, ha respondido en castellano a las preguntas del fiscal, y ha afirmado haber escrito las cartas, publicadas en diciembre de 2004 en el periódico abertzale, ante la campaña mediática que denunció estar sufriendo y con el objeto de poner en conocimiento de la opinión pública su realidad como preso, ya que "tengo derecho -ha añadido- a ejercer la libertad de expresión".

El primero de los artículos, titulado "El escudo", constituye un duro alegato contra el sistema político, jurídico y penitenciario español; el segundo, titulado "Gallizo", en referencia a la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, es una crítica a los nuevos responsables de los centros penitenciarios. La fiscalía consideró que les señalaba como potenciales objetivos de ETA y por tanto, apreciaba la existencia de amenazas terroristas.

De Juana ha afirmado hoy que en ningún momento pensó que esos artículos pudieran inducir a miembros de ETA a cometer atentados contra las personas a las que se refieren. Al ser preguntado por el fiscal si tenía intención de reincorporarse a la lucha armada cuando fuera excarcelado, contestó: "mi único objetivo es escribir".

El 'caso De Juana'

El denominado caso De Juana se inició a principios de 2005, cuando el etarra estaba a punto de recuperar la libertad por haber cumplido su condena -un total 18 años de prisión por 25 asesinatos- gracias a los beneficios penitenciarios. La alarma social que provocó su inminente salida de prisión hizo que la Fiscalía buscara un camino para prolongar su estancia entre rejas. Y pareció encontrarlo con los dos artículos de Gara firmados por De Juana, por los que solicitó 96 años de prisión. La fiscalía de la Audiencia Nacional rebajó la petición de condena hace una semana. Y el fiscal Jesús Alonso, que pidió inicialmente 96 años para el terrorista, renunció el martes a asistir al juicio después de que su superior considerara que no hay base jurídica para sostener la acusación por pertenencia a banda armada.

Concentración de la AVT

Miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el Foro de Ermua se han concentrado a las puertas de la Audiencia Nacional en protesta por la posible rebaja de pena al etarra de Juana Chaos. La concentración, la última de la campaña de movilizaciones programada por la asociación que dirige Francisco José Alcaraz en esta semana, ha comenzado a las 10.00 en la Plaza de París. Allí, los asistentes han exigido además que los terroristas "cumplan íntegramente sus penas". Por otra parte, simpatizantes del terrorista tenían previsto manifestarse también a las puertas de la Audiencia. Sin embargo, para evitar enfrentamientos con los miembros de la AVT y del Foro de Ermua, las autoridades han trasladado a los manifestantes a otro punto de Madrid, la plaza de Colón, de donde han optado por marcharse ya que tampoco les fue permitido manifestarse allí.

Ynestrillas: "Mírame los ojos, será lo último que veas"

El dirigente ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas ha interrumpido el jucio, cuando la secretaria leía los artículos publicados en Gara por los que hoy se juzga a De Juana y ha comenzado a gritar: "Mírame a los ojos, soy Ynestrillas. Mírame a los ojos, será lo último que veas". Poco después ha sido sujetado por los varios agentes que le han sacado de la Sala. En otro momento del juicio Martín Sáenz de Ynestrillas, hermano de Ricardo, ha vuelto a interrumpir la audiencia gritando y a dirigiendo palabras amenazantes a De Juana.

Más información