Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El Bulli' de Ferrán Adriá, elegido mejor restaurante del mundo por una revista británica

El 'Arzak' y el 'Mugaritz' ocupan el noveno y décimo puesto en la lista de los diez mejores

El restaurante catalán El Bulli, abanderado de la cocina molecular, ha obtenido este año el primer puesto en el ranking de los mejores restaurantes del mundo elaborado por la revista británica Restaurant, destronando así al británico The Fat Duck (El Pato Gordo), propiedad del chef Heston Blumenthal, que ha quedado en segundo lugar.

El menú ecléctico de El Bulli, que incluye manjares como el foie gras con helado, se ha ganado el favor de los 560 críticos gastronómicos internacionales encargados de elaborar la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. The Fat Duck, conocido por especialidades como el puré de caracol y el helado de granos de mostaza, es el único restaurante británico que figuran en el ranking.

En conjunto, los locales franceses dominan la lista, con un total de 10 restaurantes incluidos, mientras que los británicos han caído de 14 en 2005 a sólo seis este año. Sin embargo, en el apartado de los diez mejores restaurantes, son los españoles quienes ostentan la mayoría, con un total de tres locales representantes. Además del primer puesto de Adriá, el restaurante Arzak y el Mugaritz ocupan el noveno y el décimo, respectivamente.

Menú exclusivo

En el cuarto puesto figura The French Laundry (La Lavandería Francesa), situado en el valle Napa de California, que ha sido votado como el mejor restaurante de Estados Unidos. En el quinto puesto figura el Tetsuya, en Sydney, votado como el mejor restaurante de Australasia.

Dos restaurantes franceses, el Pierre Gagnaire y el Bras ocupan el tercer y sexto puesto de la lista, respectivamente. Le Louis XV, en Mónaco, y el estadounidense Per Se ocupan el séptimo y octavo puesto.

Situado en la costa norte de Barcelona, El Bulli sólo abre seis meses al año y ya tiene completas todas las reservas para 2006. Al igual que la del chef británico Blumenthal, la cocina de Adriá se considera parte de la escuela de "gastronomía molecular", que enfoca la cocina desde un punto de vista experimental.

El almuerzo en el El Bulli consiste en un menú degustación compuesto de unos 20 pequeños platos. El año pasado, este menú incluía una sorpresa de tortilla, caviar de melón con fruta de la pasión y nube de menta y parmesano.