Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El otoño del cerebro empieza a los 45 años

El estudio es clave para la prevención de la demencia

Las capacidades del cerebro, como la memoria, el razonamiento y la comprensión (función cognitiva), pueden empezar a flaquear a partir de los 45 años, según un estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ). El trabajo, efectuado por investigadores del University College London (Reino Unido), ha determinado un deterioro del 3,6% en la capacidad de razonamiento de hombres y mujeres entre 45 y 49 años. Las conclusiones se basan en el análisis de más de 7.000 individuos (5.198 hombres y 2.192 mujeres) durante un periodo de 10 años, a partir de 1997. Todos los participantes eran funcionarios con edades comprendidas entre los 45 y los 70 años, y formaban parte del estudio de cohortes Whitehall II, establecido en 1985.

"Lo que es bueno para el corazón lo es para la cabeza", dicen los autores

Las funciones cognitivas de los participantes se evaluaron tres veces durante el tiempo del trabajo, según la memoria, el vocabulario y las habilidades de comprensión auditiva y visual -teniendo en cuenta las diferencias en el nivel de educación-. El dato es importante "para la sanidad y la prevención de la demencia", señala un experto.

Los resultados muestran que las puntuaciones cognitivas se redujeron en todas las categorías (memoria, razonamiento, fluidez fonológica y semántica), excepto en el vocabulario, y no hubo una disminución más rápida en las personas mayores.

Asimismo, también revelan que, durante los 10 años que duró el trabajo, se produjo un descenso del 3,6% en el razonamiento mental en los hombres entre 45 y 49 años y un descenso del 9,6% en los de 65 a 70. Las cifras correspondientes para mujeres fueron de 3,6% y 7,4%.

La comprensión del envejecimiento cognitivo será uno de los retos de este siglo, sobre todo si la esperanza de vida sigue aumentando, según señalan los investigadores británicos, dirigidos por Archana Singh-Manoux, del Centro de Investigación en Epidemiología y Salud Pública, en Francia. Añaden que es importante investigar la edad en que comienza el deterioro cognitivo, debido a que las intervenciones médicas producen mejores resultados en una etapa temprana del deterioro mental.

Los autores argumentan que la evidencia robusta que muestra el declive cognitivo antes de la edad de 60 años tiene importantes implicaciones, ya que demuestra la importancia de promover estilos de vida saludables, en particular la salud cardiovascular, ya que, según nuevos estudios, "lo que es bueno para el corazón, también es bueno para la cabeza".

Los científicos añaden que los tratamientos de los pacientes que sufren de uno o más factores de riesgo para enfermedades del corazón (obesidad, presión arterial alta y niveles altos de colesterol) no solo podrían proteger el corazón, también les protegerían de la demencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de enero de 2012