Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro del mercado laboral

El deterioro del mercado laboral acerca a España a otra recesión

Los expertos revisan su previsión del PIB tras el inesperado repunte del paro - Algunos analistas apuntan a un retroceso en la segunda mitad del año

Solo los expertos más pesimistas contaban con alcanzar los cinco millones de parados. Y en ningún caso, ya. Aún menos analistas pensaban, hace apenas un mes, que la economía española, estancada, podría deslizarse a otra recesión. La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, con sus nefastos datos de paro y empleo, ha convertido, de un plumazo, a los pesimistas en optimistas. Como era habitual en lo peor de la crisis, en el paso de 2008 a 2009, hay que volver a revisar, a la baja, los pronósticos. Los cinco millones de parados se incorporan a todos los vaticinios. Y los servicios de estudios empiezan a contemplar mínimos retrocesos en el PIB para la segunda mitad del año.

Desde 2009, en la Gran Recesión, no había una tasa tan negativa del empleo

Ningún servicio de estudios vaticinaba rondar ya los cinco millones de parados

La EPA es un ingrediente estadístico esencial al estimar la variación del PIB. Y el balance de los datos de empleo del tercer trimestre ha encendido las alarmas de los expertos. Corregida la estadística de la influencia estacional, que es como se calcula también el PIB, se han perdido 236.900 empleos respecto al periodo que va de abril a junio. Una merma, que en tasa trimestral, se traduce en una caída del 1,3%; desde 2009, el año de la Gran Recesión, cuando el PIB retrocedió en todos los trimestres, no se registraba una variación negativa de este calibre en el mercado laboral.

"Cambiaremos las previsiones del PIB seguro", corrobora María Jesús Fernández, de la Fundación de Cajas de Ahorros. En septiembre, Funcas ya vaticinaba un estancamiento total (0%) en el tercer trimestre, con "riesgos a la baja", que es la fórmula que emplean los analistas para advertir que es probable que el resultado final quede por debajo.

Otros, como los expertos del Instituto Flores de Lemus, ya apuestan por un retroceso del PIB en el tercer trimestre. El centro de investigación achaca a "la ralentización de las economías de los países centrales del euro, los malos datos del mercado laboral español durante el tercer trimestre y la probable contracción del crédito en España por los requisitos adicionales de capital" su drástico retroceso en las previsiones del PIB, publicado horas antes de que el INE desvelara la EPA del tercer trimestre. Los expertos de Flores de Lemus creen ahora que la economía española puede haber decrecido un 0,1% en ese tercer trimestre. Y eso sin tener en cuenta el inesperado repunte en la destrucción de empleo. El instituto universitario era de los que vaticinaban que se superarían los cinco millones de parados, pero en el primer trimestre de 2012.

Flores de Lemus se suma así al Centro de Predicción Económica, el único servicio de estudios que anticipaba, a finales de septiembre, que el PIB podía haber retrocedido (un -0,3%, según su estimación). Otros analistas creen que la contracción es más probable en el tramo final de 2011. "Tenemos que revisar todos los datos, pero se incrementan los riesgos de caída trimestral en el cuarto trimestre", apunta Sara Baliña, de Analistas Financieros Internacionales. Hace dos semanas, era el servicio de estudios del BBVA, el que corregía su estimación para situar el PIB del tercer trimestre cerca del estancamiento total. Y añadía: "Con esta previsión del tercer trimestre, aumenta la probabilidad de que pueda producirse una contracción económica en el cuarto trimestre".

De nuevo, los cambios se relacionaban con los malos datos que arrojaba el mercado laboral. Y, de nuevo, los datos definitivos de la EPA han resultado peores que los que se manejaban hace unos días. El servicio de estudios del BBVA se basaba en los datos de afiliación para incorporar en sus modelos una merma de 29.000 empleos en el trimestre, cuando se han acabado destruyendo casi 240.000.

"Todavía no hemos rehecho las previsiones, pero lógicamente estos peores resultados en el empleo van a tener una repercusión negativa en el consumo privado y seguramente van a restar una o dos décimas a las previsiones del PIB en los dos últimos trimestres del año", explica Xavier Segura, economista jefe de CatalunyaCaixa. Una economía entra en recesión, según la definición más extendida, cuando el PIB enlaza dos trimestres en retroceso. Los ajustes de los expertos evidencian que es posible que eso esté ocurriendo ahora con la economía española.

Hay todavía muchos expertos, como José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, que mantienen que la cosa no pasará del anunciado estancamiento. A favor de este pronóstico juega la fortaleza de las exportaciones de mercancías españolas, que volvieron a crecer en julio y agosto. Y será determinante comprobar si los planes de ajuste se traducen en un mayor recorte del consumo público que el que se evidenció ya en el segundo trimestre. La primera pista la dará el Banco de España, que anticipa la estimación oficial del PIB, el próximo viernes. Pero, décima más o menos, lo que queda ya claro es que la recuperación vuelve a demorarse.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 2011