Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBROS

Cuéntame cómo pasó

La colección de libros Cara B intenta trazar la historia del pop español reciente narrando la gestación de sus discos más importantes.

Libros sobre discos. Esa fue la idea que el periodista Víctor Lenore (colaborador de este suplemento) le expuso a Jorge Lago, de la editorial Lengua de Trapo, hace alrededor de un año. Una idea que se ha concretado en la colección Cara B, cuyos dos primeros volúmenes acaban de llegar a las librerías. Se trata del dedicado a Omega, el mítico álbum de Morente con Lagartija Nick, escrito por Bruno Galindo, y el que cuenta la historia de Una semana en el motor de un autobús, el tercer álbum de Los Planetas, cuyo autor es Nando Cruz.

"Básicamente, la razón por la que hemos hecho esta colección es que cada vez que abrías un libro de música hecho en España lo hacías con miedo", explica Jorge Lago. Es cierto que ambos están muy por encima de la media habitual de la literatura rock en España, un género históricamente maltratado por ediciones pedestres, más pensadas para fans que para lectores. Con dos formatos distintos (el libro de Galindo tiene la forma de una biografía oral, mientras que el de Nando Cruz es más clásico), ambos cuentan con multitud de voces de primera mano y son claros, reveladores y entretenidos. "La intención es publicar dos nuevos títulos cada tres meses y trazar una historia, quizá parcial, pero historia, al fin y al cabo, de los últimos años del rock español", cuenta el editor.

"Son álbumes con relevancia cultural o que han logrado una gran repercusión"

De momento hay cuatro volúmenes en diferentes etapas de elaboración. Los álbumes elegidos son, en apariencia, muy distintos. Se trata de Lujo ibérico, de Mala Rodríguez; Honestidad brutal, de Andrés Calamaro; El estado de las cosas, de Kortatu, y Cajas de música difíciles de parar, de Nacho Vegas. "El punto en común es que son discos que, con independencia de haber tenido más o menos éxito comercial, o han logrado una relevancia cultural o, sin ser especialmente novedosos, han tenido una enorme repercusión. Lo ideal, si fuera posible, sería aunar esas dos caracteristicas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 2011