Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un eurodiputado del PP aceptó enmendar una ley a petición de un falso 'lobby'

El eurodiputado Pablo Zalba Bidegain, del PP, acordó retocar una directiva comunitaria destinada a proteger a los consumidores europeos siguiendo las peticiones de un falso lobby (grupo de presión), según reveló ayer el dominical The Sunday Times. Fueron periodistas de esa revista quienes se hicieron pasar por miembros de un lobby y grabaron con cámara oculta la conversación con Zalba. El navarro es el cuarto eurodiputado que figura en el caso dinero por leyes, destapado por el rotativo británico.

El pasado febrero, Pablo Zalba presentó una enmienda a una directiva comunitaria utilizando las mismas palabras redactadas por los periodistas del dominical, que se habían hecho pasar por miembros de un grupo de presión cuando se encontraron con él en su oficina de Estrasburgo (Francia).

Los periodistas encubiertos contaron a Zalba que querían contratar a un "socio dentro del Parlamento" para su consejo asesor que pudiera tener "influencia" en la legislación. Y le hicieron saber que a los miembros de ese consejo se les pagaría unos 100.000 euros anuales. El periódico ha publicado extractos de la conversación. Zalba aseguró ayer, sin embargo, que jamás cobró nada.

Otros tres eurodiputados están siendo investigados en sus respectivos países después de aceptar una oferta de dinero a cambio de enmendar leyes. Se trata del austríaco Ernst Strasser, el eslovaco Zoran Thaler y el rumano Adrian Severin, según The Sunday Times.

"No acepté el dinero"

Zalba afirmó ayer que es víctima de una "trampa". Admitió que había mantenido varias reuniones con los "falsos" ofertantes y que en ellas le pidieron introducir en la directiva dos enmiendas. "Una de ellas la rechacé, pero la segunda enmienda, tras consultar con los asesores del Grupo Popular, creímos que enriquecía y mejoraba el informe porque protege a los pequeños inversores y va en la dirección que dictan las asociaciones de consumidores, y por eso la incorporé", explicó el navarro.

Zalba, de 36 años, sostiene que rechazó "de plano" el dinero cuando se lo ofrecieron. Y subraya que incluso el dominical británico señala que él actuó "en todo momento bajo las normas del Parlamento Europeo". "He sido engañado. Me han intentado tender una trampa y evidentemente no he caído porque jamás acepté el dinero", dice.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 2011