ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 18 de marzo de 2011
Entrevista:IGOR SAN ROMÁN | Consultor y experto en redes sociales

"Hoy en día si no estás en Facebook no existes"

Archivado en:

Igor San Román (Bilbao, 1975), licenciado en Derecho por la UPV, cayó en esto de las redes sociales por casualidad. Hace cuatro años abrió un perfil en Facebook y tras observar la potencialidad de comunicación de la herramienta pensó en introducirla en el mundo de las empresas. Ha trabajado en la materia, entre otras, con EiTB y el Ayuntamiento de Bilbao. Abogado, consultor, blogger tiene una sección propia sobre redes sociales en el programa Konekta 2.0 de Radio Euskadi.

Igor San Román (Bilbao, 1975) fundó su primera empresa relacionada con la comunicación en redes sociales hace tres años, cuando hablar de la figura del community manager provocaba un arqueo de cejas. Abogado de formación, con vehemencia defiende que su profesión "no es una moda. Una moda puede ser Facebook o Twitter, pero como éstas han cambiado el concepto de uso de Internet, no". San Román impartió ayer una conferencia sobre la relación de las redes sociales y las empresas en el campus de la UPV de San Sebastián.

Pregunta. Si una empresa no está presente en las redes sociales, ¿no existe?

Respuesta. Totalmente cierto. Soy un abanderado de esa frase y más concretamente si hablamos de Facebook. Antes se decía de las páginas web, hoy en día si no estás en Facebook no existes.

"En las redes sociales la gente está para divertirse, no para comprar"

P. ¿Qué ofrece una red social a una empresa?

R. Promoción, difusión, reconocimiento, conversación, fideli-zación del cliente que ya tiene. Si consigues que en una red social tus fans, tus consumidores estén contentos, a gusto, les cuidas y les haces participes de tu marca el recorrido empresarial es inmenso. También sirven para la difusión de una marca y si la empresa es nueva a través de las redes sociales puedes conseguir que visiten tu web.

P. ¿Inconvenientes?

R. Las empresas a lo que más miedo tienen es a que las critiquen, pero siempre digo lo mismo, para que no te critiquen nunca hagas las cosas mal. Evidentemente, una red social es una plataforma, un altavoz, da audiencia a las personas que pueden consumir tu marca y si haces las cosas mal tienen la oportunidad de decirlo. Siempre habrá talibanes que te criticarán porque sí pero tu red no hará de altavoz de esas opiniones.

P. No faltan ejemplos, sobre todo de famosos, que han metido la pata con algún comentario en Twitter.

R. Somos humanos. Hay que cuidar lo que se dice sin perder espontaneidad, frescura, ni intencionalidad. Un comentario en una red social tiene una repercusión inmensa, una declaración en Twitter llega hoy hasta los periódicos. Quizás no le dan la importancia debida.

P. ¿Algún consejo para que una empresa sepa aterrizar en una red social?

R. Entrar con cuidado, ver y aprender. Pero, insisto, tienes que estar y saber lo que quieres. Analizar qué tiene la empresa, que puede ofrecer, su plan de marketing, de comunicación... La gente cree que estar en Facebook es tan sencillo como gestionar un perfil personal, llega e intenta vender su producto y los usuarios le acaban echando. En las redes sociales la gente está para divertirse y no para comprar, una buena gestión te puede ayudar a vender, pero no debe ser esa tu intención.

P. ¿Dónde hay que estar?

R. No hay guión. Facebook tiene 600 millones de usuarios en el mundo, 12 en España, los peces están ahí. Facebook es Internet, mi teoría es que la navegación por la red a través de páginas web, tal y como la conocemos, va a desaparecer. Se acabará navegando a través de Facebook o de otra red social. El estar en un sitio o en otra depende del tipo de empresa, hay quien le interese tener un perfil en Twitter, un blog...

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana