ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 26 de enero de 2011

El PNV rechaza la principal novedad de la ley de Vivienda

La consejería censura las quejas de los nacionalistas por el retraso del texto

El anteproyecto de la nueva ley de Vivienda causó ayer la primera reacción del principal partido de la oposición, el PNV. Tras el anuncio hecho el sábado por el PP de que se opone a los puntos clave de la normativa -el derecho a exigir una vivienda ante la justicia para los ciudadanos con rentas bajas, fijar un canon a las casas vacías o expropiar los pisos protegidos a quienes hayan duplicado sus ingresos durante tres años seguidos respecto a los máximos para acceder al mismo-, el PNV también se mostró crítico.

Los parlamentarios peneuvistas Ricardo Gatzagaetxebarria y Juan Antonio Arieta-Araunabeña cuestionaron el derecho subjetivo a exigir la vivienda, ya que "deja fuera" a los mileuristas. Ambos sostuvieron que las rentas bajas a las que beneficiaría -ingresos inferiores a 15.000 euros- tienen ayudas y un derecho preferente al alquiler. "¿A qué viene entonces darle categoría de derecho subjetivo en 2013 a lo que ya se está haciendo ahora?", preguntó Arieta-Araunabeña. Gatzagaetxebarria apuntó que su partido ve "positivo" un derecho subjetivo a la vivienda, pero "debe garantizarse a todos los ciudadanos".

Los peneuvistas sostienen que el proyecto excluye a los 'mileuristas'

Vivienda se muestra dispuesta a cambiar el texto tras su debate

La propuesta peneuvista es que exista un precio asequible de la vivienda para todos los ciudadanos, que no suponga más del 30% de los ingresos familiares. Los parlamentarios nacionalistas criticaron el retraso en la tramitación de la ley, ya que requerirá más de un año hasta su entrada en vigor, y anunciaron que no entrarán en un "debate virtual" hasta que el documento no se traslade al Parlamento, donde su partido jugará "un papel clave". Remarcaron que, tras la oposición anunciada por el PP, el Ejecutivo tendrá que pactar "con unos o con otros" y que el texto deberá ser modificado.

Vivienda censuró horas más tarde las críticas del PNV en el retraso de la ley, "cuando durante 30 años ostentaron la Lehendakaritza y no priorizaron la aprobación de esta ley". Tras señalar que Euskadi es una de las pocas comunidades sin una norma sobre la vivienda, destacó que el derecho subjetivo a la vivienda "es un avance significativo sobre la situación vigente, basada en la prestación complementaria".

La consejería de Iñaki Arriola considera que el documento, que parte del Pacto Social aprobado en junio con todos los sectores implicados en la vivienda, tiene un "extenso recorrido de debate social y político". La intención, aseguró, es iniciar un proceso de participación con "los brazos y la mente abierta" para perfeccionar "o en su caso corregir" el anteproyecto.

Instó al PNV a que, en el debate en el Parlamento, mantenga la misma "actitud de oposición constructiva del PSE" en los anteriores gobiernos nacionalistas. Y valoró que el PNV aspire "a jugar un papel clave". La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, sostuvo que las críticas a la ley son "apresuradas".

5.000 pisos protegidos

El Departamento de Vivienda dispone ya del dato de las viviendas iniciadas en 2010. Como adelantó este diario, por vez primera en su historia Euskadi ha cerrado un ejercicio con más viviendas protegidas iniciadas que las del mercado libre. En concreto, supusieron 4.950, de las que 4.616 corresponden a las de protección oficial, sociales y tasadas, mientras que los alojamientos dotaciones y las viviendas tasadas municipales, la nueva figura introducida en los últimos años, más cara que las VPO, supusieron 334. Los datos figuran en una respuesta del consejero, Iñaki Arriola, a una pregunta del peneuvista Juan Antonio Arieta-Araunabeña.

Las casi 5.000 viviendas con algún de tipo de protección pública iniciadas el pasado año rebasan con amplitud las del mercado libre, que se calcula serán 3.000. Los datos disponibles se refieren al plazo entre enero y septiembre pasados, cuando se había comenzado la construcción de 1.771 pisos libres. Los datos contrastan con lo que ocurría en 1990, el primer año del que existen estadísticas al respecto en Euskadi, cuando solo el 16% de las casas que empezaron a construirse eran protegidas (1.204). Ese porcentaje se situará ahora en más del 60%.

La explicación a la caída es la crisis y la falta de financiación, con situaciones imposibles hasta hace unos años, como que promotores privados y Ayuntamientos ofrezcan cambiar viviendas calificadas como libres por protegidas para acelerar las promociones.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana