Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Imágenes paritarias

Ocho instantáneas de Jon Uriarte expuestas en Bilbao reflejan la igualdad entre los miembros de una pareja

Con rictus serio ocho hombres miran fijamente a la cámara. Visten medias, blusas, chaquetas de punto y vestidos. También sandalias y zapatos de mujer en los que apenas apoyan la punta de los pies. Les harían falta un par de tallas más. Las ocho fotografías de una serie de diez titulada The men under the influence y firmadas por Jon Uriarte (Hondarribia, 1980) se exponen hasta el 27 de enero en el espacio Arropame y Sugerencias, en el muelle Marzana de Bilbao.

"Ellos eligieron qué ropa ponerse. Tenía que ser algo que habitualmente vistiesen sus parejas, no valía disfrazarse o travestirse", explica Uriarte. Las instantáneas muestran, como señala su autor, una idea muy sencilla "mi generación está más concienciada sobre la igualdad entre hombres y mujeres. Es una forma de fotografiar a los dos miembros de una pareja sin que uno de ellos esté presente", añade. Uriarte estudió en el Institut de Estudis Fotografics de Catalunya, en Barcelona, antes de empezar su carrera de fotógrafo en el campo de la moda. En el verano de 2007, se trasladó a Nueva York para ampliar conocimientos en el International Center of Photography. Al margen de la fotografía comercial, ha desarrollado un trabajo personal que ha expuesto en San Sebastian, Barcelona, Madrid y Nueva York.

Cada modelo eligió ropa que usara su compañera para posar

Los modelos de The men under the influence son un puñado de amigos o conocidos del fotógrafo y las instantáneas se han tomado en espacios donde habitualmente los dos miembros de la pareja conviven, es decir, cocinas, salas de estar o habitaciones de pisos compartidos repartidos por Nueva York, Madrid y Barcelona. Cada foto, cada hombre, cada pareja esconde una historia y una sesión de fotos para las que el artista utilizó un único carrete. Un trabajo que Uriarte decidió desarrollar íntegramente en analógico.

El artista reconoce que algunas instantáneas fueron más difíciles de tomar que otras pero orgulloso del trabajo hecho aclara que muchos de sus amigos coincidieron en apuntar: "Está bien. Pero me he has sacado muy raro", cuando Uriarte les mostró las imágenes seleccionadas para la colección.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de enero de 2011