ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de octubre de 2010

Michelle Obama convierte en oro las marcas que viste

Las firmas que usa aumentan sus beneficios en 2.000 millones

¿Chaqueta? Pongamos que 180 dólares. ¿Falda? Unos 120. Pero si lo lleva la primera dama de Estados Unidos la ropa no tiene precio. Dicen los expertos que algunos de los modelos que Michelle Obama ha lucido en los dos últimos años han reportado a las marcas de moda algo más de 2.000 millones de euros. El tirón de Michelle es tan grande que pese a que algunas firmas presentan sus colecciones con conocidas modelos, por lo que de verdad suspiran es porque la señora de Obama decida mostrar en público algunas de sus comerciales creaciones.

La gélida mañana de enero de 2009 en que Barack Obama juró su cargo en las escalinatas del Congreso de EE UU, sus dos hijas se resguardaban del frío con sendos abrigos de la marca J. Crew. A su vez, Michelle Obama sujetaba su Biblia con unos verdes guantes de la misma casa de moda -al alcance de casi cualquiera y lejos de las altas firmas que suelen portar otras primeras damas, véase el caso de Carla Bruni y sus diseños de Dior-. Al día siguiente, no solo esos artículos quedaron agotados en venta por Internet sino que la página web de J. Crew se colapsó por el número de intentos de acceso. Ese poder es lo que hace todavía más atractivo el tirón de Michelle Obama. Si esta abogada de Princeton y Harvard, de 46 años, criada en los barrios bajos de Chicago, decide llevar un cinturón de Nina Ricci, la compañía experimentará unas importantes ganancias al final del año en su cuenta de resultados. No es especulación periodística. Lo dice un reciente informe publicado esta semana en la revista Harvard Business Review.

El profesor de finanzas David Yermack, autor del artículo, cita en su informe 189 apariciones públicas de la primera dama entre noviembre de 2008, cuando Obama ganó las elecciones y diciembre de 2009. En ese periodo, Michelle Obama lució ropa y complementos de 29 compañías, entre ellas Calvin Klein, Gap o la ya nombrada J. Crew. El profesor Yermack calcula que solo con que Michelle Obama vista una vez algo de una firma se generan unas ganancias de 14 millones, ya sea para la compañía o para el conglomerado que haya detrás de ella en Bolsa. Por eso hay hasta una página web -mrs-o.org- en la que está detallada toda la ropa que tiene en su armario. Allí se puede consultar desde quién es su creador hasta lo que cuesta.

Michelle Obama. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana