Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS | Ensayo

Héroes de Grecia y Roma en la pantalla

Existen muchos libros y ensayos sobre las figuras del mundo antiguo en el cine. Uno de los indiscutibles méritos de éste es recordarlos todos en notas y alusiones y una completa bibliografía final, con especial atención a los de autor hispano. Fernando Lillo, buen experto en el popular género fílmico y televisivo del péplum, ha publicado ya dos libros y varios artículos amenos sobre su ya larga tradición y el renovado impulso de estos últimos años -con filmes tan espectaculares como Troya, Alejandro Magno y Gladiator-. Con estilo didáctico y esmerada documentación, pasa revista aquí a las películas con personajes de talla heroica. Recuerda cómo en la pantalla van desfilando los grandes héroes del mito y la historia antigua, en una galería de retratos que inicia el mítico Aquiles y cierra el bárbaro Atila. Primero los héroes griegos, luego los romanos. Al ir contando argumentos y detalles curiosos de tantas y tantas representaciones fílmicas, evoca su trasfondo, el mundo clásico que conoce bien, por oficio profesoral. Todos hemos visto algunas de estas películas; aquí están todas, las que vimos de niños y las de ayer. El libro no intenta una crítica de fondo del género; no censura la burda y superficial recreación del pasado ni la mediocre calidad de los actores ni el color chillón de los decorados; sólo apunta bien algunos anacronismos y curiosos detalles inventados por los guionistas, poco respetuosos, ya se sabe, con los textos antiguos. El péplum se dirige a un público ingenuo, y el libro cumple su objetivo: da un variopinto inventario, una ordenada y amena colección de estampas heroicas. (Donde no está la bella Hipatia, no sé si por no ser bastante heroica, o ser egipcia, o por la fecha reciente de Ágora).

Héroes de Grecia y Roma en la pantalla

Fernando Lillo Redonet

Evohé. Madrid, 2010

335 páginas. 17,50 euros

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2010

Más información

  • Fernando Lillo Redonet