Selecciona Edición
Iniciar sesión
CONVERSACIÓN ENTRE UN CONSTRUCTOR Y UN EDIL DEL PP DE MADRID | El sumario de Gürtel acorrala al PP

"A Granados le quitaron la consejería de obras porque ahí querían manejar el cotarro"

El sumario del caso Gürtel es un campo de minas para el PP de Madrid. Uno de los explosivos ocultos entre sus miles de folios es una grabación de octubre de 2005 del ex edil de Majadahonda Juan José Moreno -expulsado un mes antes del grupo municipal popular- con el constructor Raúl Calvo (ex directivo de Dico). En ella describen el funcionamiento interno del partido en esa comunidad. Ambos atribuyen vínculos con constructoras a diversos cargos, como Francisco Granados, secretario regional y entonces además consejero de Infraestructuras, o su antecesor al frente del partido, Ricardo Romero de Tejada. Nexos que ambos siempre han negado.

Moreno evidencia dónde queda la autonomía municipal cuando se habla de Madrid y del PP: "Aquí el principal problema, lo tengo clarísimo, es que al final todo depende de lo que diga la Comunidad, que al final tu amiga y mi amiga Esperanza dice aquí no se hace un colegio porque hay que hacerlo en Parla por cojones, pues no se hace el colegio y todo el mundo a callar, aguantar, y el alcalde de turno o el concejal, a intentar defender lo indefendible en el pueblo".

"Granados me dijo que Ortega cayó por cortar la mano de Romero de Tejada"

"El PP es un huevo de afiliados que están pagando por estos golfos"

Este ex concejal del PP detalla las claves de la caída en desgracia de Guillermo Ortega, ex alcalde de Majadahonda imputado en la trama y cuya salida forzó en 2005 Esperanza Aguirre:

J. J. M.: Guillermo cometió la imprudencia que nos dijo Paco Granados en su despacho el día que fuimos a verlo ya como secretario general, que nos llamaron cuando todo el follón, y empezó (...) diciendo el problema de Willy es que ha cortado la mano de Ricardo Romero de Tejada [ex alcalde de Majadahonda y ex secretario general del PP madrileño] y, como le dije yo, Paco no me digas eso, era lo que veníamos a decirte nosotros a ti.

R. C.: No, ése era un problema, pero un problema menor.

J. J. M.: Pues yo creo que es ahí donde radicaba todo, que Ricardo no le dejó moverse.

R. C.: El problema mayor es que [Ortega] pidió dinero a alguien y luego no lo devolvió.

J. J. M.: Nos ha llegado que había habido gente que había puesto dinero para la campaña y al final se la quedó él

R. C.: No para la campaña.

J. J. M.: A nosotros nos había llegado que para la campaña de las elecciones generales, para Génova.

R. C.: Muchas pelas, y no tenía cómo devolverlas. Paco Granados no lo iba a decir porque es imposible.

J. J. M.: Sí, porque a lo mejor ni lo sabía.

R. C.: Pero si lo utilizaron contra [Ortega]... te tienes que ir.

Los interlocutores se espantan de cómo Ortega no hizo frente a Aguirre y no utilizó los datos sobre presuntos negocios turbios que tenía contra sus hombres de confianza.

R. C.: Yo soy él y sabiendo lo que sabía él, porque lleva muchos años con ellos, junto con Ricardo [Romero de Tejada], junto con Narciso [Foxá, sucesor de Ortega en la alcaldía y hombre de confianza de Romero de Tejada], y tú me vas a va amenazar a mí, aquí nos vamos todos para adelante.

La conversación prosigue.

R. C.: Y luego te contaré más. Hablé con David Marjaliza, sabes quién es [Marjaliza es un constructor que maneja decenas de empresas inmobiliarias y que ha operado mucho en Valdemoro, que fue gobernada por Granados como alcalde].

J. J. M.: David Marjaliza. No sé quién es.

R. C.: El tapado de Granados.

J. J. M.: No sé quién es, no lo conozco.

R. C.: Mejor que no lo conozcas.

El ex concejal del PP destaca el doble lenguaje de Granados en estos asuntos.

J. J. M.: Paco es un tío que me caía bien. Pero es un tipo que a mí jamás ha sido capaz de quitarme la razón en el despacho en las reuniones y, sin embargo, es un tío que en la prensa nos ha puesto a caer de un burro. Si hemos estado hablando los dos tranquilamente y no ha pasado nada. Y siempre nos ha dicho, callaos, aguantad, pero tío, si no me estás quitando la razón, y se lo dije.

R. C.: Tú olvídate de Paco Granados.

J. J. M.: Sí, porque le han cortado las alas. No tengo ni idea pero Nacho González [vicepresidente de Aguirre] le ha metido un hostiazo que lo ha dejado tiritando.

R. C.: Me mosqueó el otro día un artículo que leí en el periódico de que las iba a pasar canutas Granados al final porque no es santo de la devoción de la presidenta.

J. J. M.: A mí me parece raro que con los años que llevas en la política no sepas que las cosas se mueven por determinados intereses.

R. C.: Sí, evidentemente. Y hay entes superiores que son los que mueven los hilos. Paco se ha metido en camisas de once varas y se ha metido con gente que no debería meterse, hay una empresa por ahí... se ha metido en obras públicas...

J. J. M.: Estaba claro que cuando le quitaron la consejería de la infraestructura es por todo el tema de que ahí querían manejar el cotarro.

R. C.: Pero no es que maneje o no maneje el cotarro... Una empresa recién salida de repente se pone a la altura... de...

J. J. M.: De todas maneras, Dico se ha convertido en una pedazo de empresón.

Calvo explica su alejamiento de Dico, de la que fue director general: "Tanto con Paco Granados como con David [Marjaliza] han tenido sus líos con ellos y he preferido irme del tema".

Minutos después hacen un análisis descarnado del partido.

R. C.: No, el partido no funciona así, son las personas, que son una puta mierda, y se les ha llenado el bolsillo

J. J. M.: Tienes razón. Una buena amiga nuestra cenando nos decía una noche eso del PP. No os equivoquéis, que el partido no es esta gentuza, que el partido es mucha más gente que ésta, esta gente pasará (...) y el partido seguirá, la gentuza, los golfos son éstos, no el PP (...), el PP es un huevo de afiliados que están pagando por éstos pero éstos son unos golfos, y coño volvemos a lo mismo, joder, que se lo han llevado, si es que vosotros no sabéis qué hacer, vosotros y vuestras tres generaciones siguientes las tenéis cubiertas, económicamente, qué coño seguís queriendo ni parcelas ni parcelos, ni esto ni lo otro, todo era porque aquí, no nos engañemos, el tocar la línea de flotación de Cubo [constructor investigado por presunto trato de favor en Majadahonda durante la etapa de Romero de Tejada]...

Ambos describen cómo los sucesivos alcaldes de Majadahonda han sido meros títeres de Romero de Tejada.

J. J. M.: Ricardo deja al tonto, deja al tonto, si eso lo sabemos todos, porque es manejable.

A renglón seguido, ambos cruzan datos sobre Granados.

J. J. M.: No puede volver porque me imagino que en Valdemoro Granados tendrá sus cositas, como todos los alcaldes.

R. C.: Él no tiene nada en Valdemoro, tira de David [Marjaliza].

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de abril de 2010