Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El sumario de Gürtel acorrala al PP

Aguirre: "Yo destapé el Gürtel"

La presidenta se atribuye el origen de la investigación del caso de corrupción - González dice que no se arrepiente de los 367 contratos de la Comunidad con la red

Esperanza Aguirre (PP) no para de lanzar mensajes exigiendo firmeza contra los corruptos. Clama que hay que hacer purgas ante cualquier atisbo de sospecha o irregularidad y exige responsabilidades. Ayer incluso se atribuyó el comienzo de las investigaciones de la mayor trama de corrupción en la Comunidad de Madrid.

A su llegada a la Asamblea, antes del pleno semanal, manifestó: "Me siento especialmente satisfecha de haber sido una parte muy importante, la causante, de que este caso [el Gürtel] se destapara". Se arrogó ese mérito por haberse opuesto "a que se vendiera, con beneficio para el señor Correa y el resto de los miembros presuntos de esta trama, por menos de la mitad de su precio, una parcela en Majadahonda". Y concluyó: "Ahí se destapó todo esto".

Se refería al caso Majadahonda, que estalló en 2004, por el cual el Ayuntamiento majariego pretendía subastar dos parcelas de forma supuestamente irregular. El asunto acabó con la salida del alcalde Guillermo Ortega, sustituido por Narcisó de Foxá, y la expulsión de dos ediles del PP. Uno de ellos, José Luis Peñas, fue el que denunció hace un par de años las operaciones del Gürtel ante el juez.

A pesar de que la causa del caso Majadahonda fue archivada por el Supremo, durante meses los dos concejales expulsados del PP acusaron a Aguirre de conocer la trama.

La presidenta regional colocó a Ortega como presidente del Mercado Puerta de Toledo. El sumario del Gürtel señala a Ortega como una de las personas que más se enriqueció gracias a la trama. Recibió dinero, varios relojes y disfrutó de caros viajes. Un informe de la policía sostiene que durante el mandato de Ortega en Majadahonda (entre 2001 y 2005) se produjo la entrada de las empresas de Correa en el municipio mediante la adjudicación de contratos a sus empresas. En el pleno de la Asamblea de ayer, Aguirre hizo gala de "la celeridad con que el PP de Madrid" y ella misma han "reaccionado" ante el caso de corrupción, en el que "todas las personas implicadas han asumido su responsabilidad política". La dirigente del PP destituyó a cuatro alcaldes imputados en la trama. También a Alberto López Viejo como consejero de Deportes, pero tardó ocho meses en expulsar a los diputados imputados del Grupo Popular en la Asamblea, el propio López Viejo, Benjamín Martín Vasco y Alfonso Bosch.

Además, pese a sus mensajes de firmeza, protege a otro alto cargo imputado. Sergio Gamón, ex director de Seguridad regional, implicado supuestamente en el caso del espionaje a políticos del PP en Madrid. Ayer, Manuel Cobo, uno de los espiados, aseguró que "el PP de Madrid se alinea con las tesis de los imputados".

Gamón, y tres asesores del consejero de Interior, Francisco Granados, siguen encausados (por malversación de fondos públicos) tras rechazar la jueza la pretensión de la defensa de cerrar el caso por falta de pruebas. El vicepresidente regional, Ignacio González, afirmó ayer por la mañana que Gamón no debe dimitir porque "no está imputado". González mintió.

Además, el vicepresidente negó que se arrepienta por contratar con empresas de la red corrupta, lo que la Comunidad hizo en 367 ocasiones, según recoge el sumario, 105 de ellas juzgadas como irregulares por los investigadores. "Estaban capacitadas para ejercer sus actividades", justificó.Durante todo el día los dirigentes populares tuvieron que esquivar las preguntas sobre el caso Gürtel. La red de Correa estaba bien anclada en la Comunidad de Madrid. Entre 2004 y 2008, contrató en 367 ocasiones con la Administración autónoma. Casi un tercio de esas operaciones fueron irregulares.

Por la tarde, en el pleno de la Asamblea se vivió un duro cruce de acusaciones entre la oposición y el PP. Durante el turno de preguntas, Gregorio Gordo, portavoz de IU, pidió a la presidenta que "empiece a tomar medidas" contra los diputados imputados: "Todavía se sientan en el parlamento, votan a dos manos con el PP y ni siquiera se siente un mal rollo con el resto del grupo popular", recalcó. La portavoz socialista, Maru Menéndez, también preguntó a Aguirre por la vinculación del PP con la trama, a lo que la presidenta respondió: "Comprendo que le moleste que habiéndose hecho público el sumario yo no aparezca sino para ser insultada por los miembros de esa trama", se pavoneó. Además, sugirió al PSM que "tomase ejemplo", por la "celeridad" con la que han reaccionado ante la corrupción. "Todas las personas implicadas han asumido su responsabilidad política, no tienen un solo cargo y han sido suspendidas de militancia", indicó y recordó que hace tiempo, recordó: "Hace tiempo que ya pedí que los diputados deberían dejar su escaño. Pero el acta no es propiedad de los partidos".

Aguirre se guardaba un duro golpe y recordó que la fiscalía ha imputado por prevaricación a dos miembros que tienen su butaca entre los socialistas, el ex alcalde de Leganés, José Luís Pérez Raez, y la diputada Esperanza Rojas, según desveló poco después el vicepresidente Ignacio González cuando se le preguntó a quién se refería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de abril de 2010