ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 30 de marzo de 2010

El FMI no cree necesaria una intervención

Alemania exigió hace apenas una semana, como condición para poner en marcha un plan de ayuda a Grecia, la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI). Y lo consiguió: el plan aprobado el pasado jueves por Bruselas se basa en préstamos bilaterales de los países de la eurozona, junto con una aportación "sustancial" del Fondo. Su director gerente, Dominique Strauss-Kahn, dejó ayer clara la postura de esta institución al respecto: está dispuesto a ayudar, pero la República helena no necesita, por ahora, su intervención. Exactamente lo mismo que dice Bruselas.

El responsable del FMI aclaró, eso sí, que si Grecia pide ayuda la institución multilateral está dispuesta a ofrecerla. "El país es miembro del FMI, no así la UE, de manera que no podemos ofrecer nuestro apoyo si no nos lo pide", explicó Strauss-Kahn.

El Gobierno griego ha activado un plan severo de recorte salarial y subida de impuestos para reducir su elevado déficit de 2009, situado en el 12,7% del PIB (el más elevado en los 11 años de historia del euro) hasta un 8,7% en 2010. Strauss-Kahn lanzó un mensaje optimista: "Grecia está intentando resolver sus problemas y es posible que la zona euro o el FMI no tengamos que intervenir, porque es posible que el país pueda hacerlo por sí solo".

Strauss-Kahn quiso dejar clara la voluntariedad de esas ayudas y recordó que el FMI ha prestado apoyo a algunas economías de la región en colaboración con la UE. Recalcó asimismo que la financiación de la institución "conlleva condiciones" para garantizar que se dirija a "las causas de los problemas".

El director del FMI se expresaba así ayer durante una conferencia de la Escuela de Negocios de Varsovia, donde aprovechó para pedir a los países de la zona euro más coordinación en sus políticas económicas para evitar que se generen desequilibrios en el sistema e instó al "trabajo común" para mantener el proceso de recuperación. "Es el momento para dar un paso más en el proyecto europeo", sentenció.

Strauss-Kahn incidió en la necesidad de que la UE diseñe un marco único de actuación para prevenir y gestionar las situaciones de crisis. En este sentido, advirtió de que los principales marcos europeos de política macroeconómica y financiera son en la actualidad "relativamente independientes unos de otros". Y recordó que "una de las lecciones de la crisis en Europa es que una moneda única sin una coordinación política suficiente puede conducir a grandes desequilibrios".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana