Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro del empleo

La patronal vuelve a reclamar un contrato fijo con despido más barato

Díaz Ferrán quiere menos control sobre las regulaciones de empleo - El proyecto dificultará la negociación

La patronal CEOE ha vuelto a asumir el protagonismo en el diálogo social. Los empresarios están a punto de presentar al Gobierno y los sindicatos un documento con propuestas laborales que rescata buena parte de los planteamientos que hicieron fracasar la anterior ronda de negociaciones tripartitas, en julio del año pasado. Los planteamientos, que inevitablemente sembrarán la polémica en la negociación, incluyen la creación de un nuevo contrato laboral indefinido con despido más barato, el elemento que más rechazo genera en UGT y Comisiones Obreras y en el propio Gobierno.

De poco ha servido que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, negara tajantemente que la negociación para la reforma laboral vaya a culminar con la creación de un nuevo modelo de contrato. Al presentarles su boceto de reforma laboral a los agentes sociales, el pasado 5 de febrero, Zapatero quiso desterrar esa posibilidad. Ese día, tanto empresarios como sindicatos se mostraron satisfechos con las líneas maestras del Ejecutivo.

La CEOE insiste en reclamar una rebaja de las cotizaciones

El nuevo contrato que plantea el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, en el artículo publicado en estas páginas no modificaría las condiciones de los contratos ya existentes, como siempre ha querido enfatizar CEOE. Lejos de calmar las aguas, ese matiz abrirá de nuevo la brecha del desencuentro entre las partes después de haberse reestablecido con la firma del acuerdo de negociación colectiva entre empresarios y sindicatos.

Según Díaz Ferrán, la nueva propuesta consiste en un contrato "indefinido y estable con una indemnización intermedia" entre el despido de los contratos temporales (media de ocho días de indemnización) y los indefinidos, que tienen indemnización por despido de 45 y 33 días en las dos modalidades existentes. Es decir, se estaría hablando de nuevo en un despido en torno a los 20 días que la patronal había propuesto con anterioridad. Además, Díaz Ferrán sugiere una modalidad más precaria dirigida expresamente a jóvenes.

Con la insistencia, que ahora se reproduce en el seno de la patronal, en la nueva modalidad de contrato indefinido con un despido más barato la CEOE retoma una de las líneas rojas que marcaron la negociación anterior y que parecía desterrada en el nuevo proceso. Ahora constituye una amenaza para las negociaciones de la reforma laboral, la verdadera reanudación del diálogo social tras el acuerdo bipartito tras la negociación colectiva.

Según fuentes del entorno empresarial, las partes están más receptivas a negociar que en anteriores ocasiones. No obstante, tanto los secretarios generales de los sindicatos, Ignacio Fernández Toxo (CC OO) y Cándido Méndez (UGT), como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se han manifestado contrarios a esa posibilidad.

Además del nuevo contrato con despido más barato, Díaz Ferrán aborda otras líneas rojas de la anterior negociación. Entre ellas, la relajación de los trámites de los expedientes de regulación de empleo. La patronal utiliza una redacción similar al documento presentado el año pasado para sugerir la autorización administrativa preceptiva en esos procesos. La idea es que esa autorización condiciona la negociación entre trabajadores y empresas. Los expedientes de regulación de empleo son una "asignatura pendiente" porque "conllevan, para el despido colectivo por razones económicas, indemnizaciones que duplican o triplican las cantidades previstas en la ley (20 días por año con límite de 12 mensualidades)". Más polémica aún resulta la propuesta de que "la intervención del juez en los despidos se limite a verificar la aplicación legal", sin entrar en cuestiones de contenido. La doble petición es, por tanto, menor control judicial y despidos colectivos más baratos.

Los empresarios también se atreven con la rebaja de cotizaciones a la Seguridad Social, una de las cuestiones rechazadas hasta la saciedad por el Gobierno. La CEOE alega ahora "el exceso de financiación empresarial" entre 2002 y 2009, que cifra en 4.000 millones de euros, y otras cantidades. En total sugieren una fuerte rebaja de cotizaciones, sin concretar los puntos, como hicieron en la negociación anterior.

En una línea más moderada,se plantean cuestiones en las que sí ha habido acercamiento con los sindicatos. Es el caso de las medidas de control del absentismo laboral o la discusión sobre el papel de las mutuas. Aquí no habrá acuerdo con los sindicatos, pues propone que tengan las mismas facultades de dar altas que el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Por otra parte, Díaz Ferrán ha conseguido calmar las aguas que se habían revuelto tras las críticas surgidas por la designación a dedo de Jesús Terciado como candidato para presidir Cepyme, en pugna con Jesús Bárcenas. Ha habido un acuerdo para que uno de los críticos, Antonio Garamendi, ocupe una vicepresidencia con Terciado. Garamendi, que se postuló para presidente, no contó al final con el apoyo del líder de la patronal, donde es vocal del comité ejecutivo y presidente de la Comisión de Energía. Es también consejero de Red Eléctrica. Pero el acuerdo no significa que no se acaben los movimientos. Según fuentes del entorno patronal, también se habló de la posiiblidad de que se presente Eusebio Cima, presidente de las pymes de Fomento (la patronal catalana), auspiciado por Juan Rosell.

Las medidas

- Contrato con despido más barato. CEOE reclama un nuevo contrato "con una indemnización media entre el temporal y el indefinido". La petición histórica es de un contrato con 20 días o 22 por año trabajado.

- Despido colectivo. La patronal reclama cambiar la normativa de los ERE para eliminar el control de la administración y los jueces.

- Intermediación laboral. Adaptación de la directiva europea de Servicios para que las empresas de trabajo temporal intermedien en el mercado laboral.

- Reducción de cuotas sociales. CEOE pide de nuevo un recorte de cotizaciones a la Seguridad Social. En esta ocasión no lo concreta; en verano reclamó una rebaja de cinco puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010

Más información