Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Apuesten! Gallos dopados pelean a muerte

Desmantelada una timba en Castellón con 100 personas

Los gallos de pelea luchaban a muerte segura. Las puyas de acero en los espolones y las drogas inyectadas en sus venas para encolerizarlos y sobreestimularlos aseguraban la sangre que reclamaban los espectadores, que, entre gritos de ánimo y plumas desprendidas, apostaban fuertes sumas de dinero. Que fuera una actividad ilegal (por las apuestas y por los combates) y cruenta, nada importaba a quienes acudían desde Sevilla, Barcelona, Alicante o Madrid a un ring para gallos montado en el barrio marginal del Perpetuo Socorro de Castellón que acaba de ser desmontado por la policía, en mitad de un combate en el que se entretenían con el espectáculo un centenar de personas que ese día habían apostado ya 52.000 euros.

Las aves eran drogadas para aumentar su agresividad

El ring estaba montado en una nave de Castellón, perfectamente acondicionada con galleras o taquillas para gallos, cronómetros digitales y relojes de arena, libretas de control de combates (con el número de pelea, el peso en onzas de los gallos, la medida del espolón y otras características) y un completo botiquín de uso veterinario. En éste los policías hallaron desde sustancias para disparar la violencia de los gallos durante la pelea, otras para vigorizarlos y acelerar su recuperación, así como pomadas cicatrizantes. Incluso había entrenagallos, muñecos con la forma del ave para simular un ataque.

Los gallos sufrían la amputación de la cresta antes de la pelea y se les afilaban los espolones, cuando no se colocaban sobre ellos puyas de acero, hueso o incluso de otros animales caídos en combate, adheridos con esparadrapo. El objetivo: asegurar la muerte o la mutilación del animal. Y el espectáculo.

El día en que 30 agentes entraron en la nave, detuvieron a 16 personas (por montar las peleas o llevar sus gallos para ello) y sorprendieron a otras 85 alrededor presenciando la pelea y apostando, que fueron multados por apuestas ilegales. También fueron recuperados 24 gallos, así como intervenidos 52.000 euros en efectivo, 4 medidores de espolones, 24 cubre espolones, 6 caperuzas de pelea y fichas tipo casino por valor de 50 y 100 euros.

Las peleas del Perpetuo Socorro

- La nave con el 'ring'. Estaba montada en el barrio marginal del Perpetuo Socorro de Castellón, donde ya ha habido varias operaciones similares.

- Los gallos. El día en que entró la policía había 24 gallos.

- Las drogas. Los dueños inyectaban a las aves drogas para hacerlas más violentas y, si caían en combate, otras sustancias para reanimarlas y pelear más.

- Las armas. Los gallos sufrían la amputación de las crestas y se les armaban los espolones con puyas de acero (arriba, a la izquierda, junto a un cubrecabezas) o de animales muertos.

- Las apuestas. La policía requisó 52.000 euros de apuestas ilegales de los 101 asistentes. Los organizadores incluso montaron un campeonato de España (foto de la derecha).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010

Más información