Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto hispano-marroquí

Haidar: "España no hace lo suficiente. Marruecos cederá antes o después"

Afirma que la dramática carta de sus hijos la ha hecho "más fuerte que antes"

Aminetu Haidar no podía dejar pasar el Día Internacional de los Derechos Humanos. Por eso hizo un esfuerzo ayer y, por primera vez en diciembre, hizo unas declaraciones que fueron más allá de una mera frase. Recordó al "Gobierno español que debe dar importancia a los derechos humanos" antes que a otros intereses. "Lo que ha hecho hasta ahora [por ella] es insuficiente". Aun así, pese a los escasos esfuerzos que, según ella, España lleva a cabo para lograr que vuelva a El Aaiún, se mostró optimista. ¿Cree que Marruecos cederá? "Creo que sí", contestó sin titubear. Si su optimismo no se confirma, si pierde el conocimiento -ayer cumplió 25 días en huelga de hambre-, ha firmado un texto, cuyo contenido no reveló, en el que indica cuáles son sus voluntades.

Haidar respondió desde su silla de ruedas con frases cortas y voz casi inaudible a un puñado de preguntas. La breve conferencia de prensa se desarrolló al aire libre en la parada de autobuses turísticos del aeropuerto de Lanzarote, donde lleva a cabo su protesta. Demostró gran agilidad mental. "Mi estado moral todavía está a un nivel alto", afirmó. Uno de los factores que explican este estado de ánimo es la carta que la hija de Haidar, de 15 años, escribió y distribuyó a principios de esta semana pidiendo desde El Aaiún que salven a su madre, pero no que la animen a interrumpir su huelga de hambre. "La carta me ha empujado a ser más fuerte que antes", recalcó.

Como todos los días, Haidar recibió ayer visitas solidarias. Cinco eurodiputados españoles y portugueses charlaron con ella. A la salida declararon que la Unión Europea debe congelar la concesión a Marruecos del "estatuto avanzado", del que no goza por ahora ningún país mediterráneo, mientras Haidar no esté de regreso a su casa en El Aaiún.

Por otro lado, la portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, aseguró ayer que ningún vocal de este órgano debe hacer manifestaciones sobre asuntos judiciales, en alusión al vicepresidente Fernando de Rosa, partidario de la alimentación forzosa de Haidar si ésta pierde la conciencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de diciembre de 2009