Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Biblia según un ateo beligerante

Eduardo Arroyo expone en Barcelona sus dibujos sobre el libro sagrado

"Soy ateo beligerante y muy crítico con la Iglesia", asegura el pintor Eduardo Arroyo en la presentación en Barcelona de la exposición de las 83 obras que ha realizado para ilustrar La Biblia editada por Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores y del gran tríptico El Cordero Místico, inspirado en El Políptico de la Adoración del Cordero Místico del flamenco Jan Van Eyck, del siglo XV.

Puntualiza Arroyo que ha abordado el trabajo "con respeto, para no ofender a nadie", delante de esta obra realizada, siguiendo el esquema del retablo original, con lápiz sobre papel que se expone en Barcelona hasta el 25 de noviembre en el Centro Cultural Fundación Círculo de Lectores. Tras ver el retablo en varias ocasiones "me hice un autoencargo", explica, "lo que me ha obligado a inventar una forma de pintar que no es la mía, ya que he hecho un dibujo minucioso y muy realista".

Arroyo, además, se ha permitido "algunas libertades que no creo que irriten a ningún creyente". Son personajes a los que ha añadido gafas, vestido y ha sustituido por sus características moscas: "España es el paraíso de las moscas", apunta divertido. A otros les ha puesto el rostro de personajes conocidos: Mao, Walter Benjamin, Franco, Stalin, Videla, Lord Byron, Castro, Van Gogh y Oscar Wilde, entre otros. Además, los paisajes de Gante los ha sustituido por los del Madrid actual.

Las obras para ilustrar el libro sagrado que Arroyo califica como un texto "duro, violento, cruel y sangriento" están realizadas en diversas técnicas y entre las imágenes representadas figuran el caballo del Guernica, la oveja Dolly, mapas y fotografías familiares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 2009