Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grupos provida podrán asesorar a embarazadas con dinero de la Xunta

La ley de ayuda a embarazadas permite conciertos con entidades antiabortistas

"Entendemos que los poderes públicos nos tienen que ayudar en esta labor". Así se expresó ayer Javier Sanz, presidente del Foro Gallego de la Familia, respecto a la posibilidad de que la ley de apoyo a mujeres embarazadas permita -según las enmiendas presentadas por el PP al texto original- establecer "conciertos" entre la Xunta y entidades sin ánimo de lucro para que "asistan, apoyen e informen" a las gestantes sobre alternativas al aborto. La norma llegó al Parlamento después de que el PP, nada más recuperar la mayoría absoluta, impusiese la admisión a trámite de una iniciativa legislativa popular patrocinada por esta asociación y la Fundación Red Madre, ambas contrarias a la interrupción voluntaria del embarazo.

"Los poderes públicos nos tienen que ayudar", afirma el Foro de la Familia

"Estamos en la vanguardia para extender los derechos fundamentales", aseguró Sanz, que no tuvo reparo en comparar sus reclamaciones para "dotar de derechos al niño no nacido" con las históricas luchas contra la segregación racial y por la igualdad entre los sexos. El líder del Foro Gallego de la Familia, que también se opuso a la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, criticó además al PSdeG por las declaraciones de su diputada Laura Seara, que el miércoles adujo que la ley camuflaba "posturas fanáticas y ultraconservadoras". "Me extraña que iniciativas como la nuestra no surjan de quiene se autodenominan progresistas", afirmó Sanz, que dijo no entender la polémica suscitada por la iniciativa.

El portavoz del PP gallego, Antonio Rodríguez Miranda, señaló ayer que las modificaciones a la ley propuestas por su grupo no son definitivas. "Esto no significa que el texto final salga con el mismo contenido", explicó sobre unas enmiendas que se discutirán "en la Cámara". El proceso de tramitación de la norma responde, adujo Miranda, a una iniciativa impulsada "por la ciudadanía gallega". Respecto a las críticas del PSdeG, Miranda señaló, que la ley "no recoge referencia" a ninguna entidad en particular y acusó a los socialistas de tratar de "deslegitimar de raíz" la propuesta. La proposición de ley fue defendida en el Parlamento durante el debate de toma en consideración de mayo por Coloma Viúdez, representante de Red Madre. Viúdez resaltó entonces que la iniciativa contaba con más de 24.000 firmas en toda Galicia.

En España, se han desarrollado en los últimos meses, campañas similares de recogida de firmas y presentación de iniciativas legislativas ante los Parlamentos de las comunidades autónomas. Estas iniciativas están promovidas principalmente por el Foro Español de la Familia, al que está adscrito, entre otros grupos, la Asociación Católica de Propagandistas. En Castilla y León y en la Comunidad Valenciana, ambas con gobiernos del PP, los parlamentos ya aprobaron normas en este sentido, más beligerantes contra el aborto en el caso valenciano, donde la ley llega al punto de otorgar derechos al feto. También se promueve la colaboración con entidades privadas, en la misma línea que siguen ahora las propuestas del PP gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de agosto de 2009