Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto de Vilagarcía vierte lodos en el Parque das Illas Atlánticas

Medio Ambiente impidió en febrero que se arrojaran allí fangos del puerto de Vigo

Los fangos y sedimentos extraídos de la zona donde se amplia el muelle comercial del puerto de Vilagarcía se están vertiendo en una fosa marina situada entre las islas de Sálvora y Ons. Los vertidos en esta sima, ubicada en plenas aguas del Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia, se reanudaron al iniciarse las obras de dragado que contempla el proyecto del puerto arousano. Estas extracciones continuarán en el canal de entrada y en la zona de maniobra, unas obras que ya han sido adjudicadas.

Estos vertidos han puesto, de nuevo, en pie de guerra a la Plataforma en Defensa de la Ría (PDRA), que ha denunciado los efectos medioambientales que acarrean estos depósitos y ha exigido que se viertan en tierra como residuos tóxicos.

En un comunicado difundido ayer, la PDRA se pregunta "por qué en febrero pasado la Consellería de Medio Ambiente desvió al vertedero de Areosa, Cerceda, aproximadamente 15.000 toneladas de lodo del puerto de Vigo que iban a ser transportados a la fosa de Sálvora y ahora permite que se viertan los de Vilagarcía".

En un escrito al presidente del puerto, Javier Gago, la plataforma ha pedido información de los estudios de impacto ambiental sobre los vertidos en esta zona. Estudios que están avalados por el Cedex (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) y que cuentan con informes favorables de los ministerios de Medio Ambiente y Fomento y de la Xunta que se realizaron entre agosto de 2008 y abril de 2009, según confirmó ayer Gago. El presidente del puerto recordó que el proyecto comenzó a ejecutarse en 2004 y contó con la aprobación de los sectores productivos y cofradías de la ría de Arousa.

Las campañas sobre los sedimentos que se dragan fueron realizadas por la empresa Eptisa, y de acuerdo con los resultados de las analíticas del Cedex, el material extraído no es nocivo. Pertenece a la categoría 1, mientras los lodos extraídos del Berbés, en Vigo, que fueron vertidos en Cerceda, eran de categoría 2 y presentaban grandes concentraciones de hidrocarburos, pinturas, aceites y metales pesados. En febrero, el Cedex comenzó a realizar el seguimiento de los vertidos al reanudarse las obras. En su estudio sobre la localización de la fosa marina, que data de 1998, señala que "se trata de una zona abierta, con alta energía", que dista 18 millas náuticas del puerto de Vilagarcía y tiene 90 metros de profundidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 2009