ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 30 de abril de 2009

Hollywood escribe el obituario de la prensa

Los estudios hallan un filón en la crisis de los diarios

Los Ángeles 30 ABR 2009

La sombra del poder será la última cinta que transcurra en la redacción de un periódico. Así lo afirma Ben Affleck, insospechado gurú de la sociedad de la información y protagonista junto a Russell Crowe de la adaptación al cine de la miniserie británica homónima. Tremendismos aparte, esas palabras esconden una mentira. Porque ya hay otra película sobre el fin de la prensa: The soloist, que se estrena el 25 de septiembre. Cuenta la amistad entre un sin techo que iba para virtuoso (Jamie Foxx) y un columnista de Los Angeles Times (Robert Downey Jr.) que ve cómo la redacción de su periódico se viene a pique. Dos historias inconexas con el mismo telón de fondo: la desaparición de la prensa escrita.

Robert Downey: "La Red es la muerte de los periódicos. Da miedo"

Russell Crowe: "Es confusa la línea que separa información y espectáculo"

"Internet es la muerte de la prensa. Los blogs les están comiendo el terreno. Y da miedo", sopesa Robert Downey Jr., ávido lector de periódicos tanto del respetable The Washington Post como del diario sensacionalista New York Post. "La figura de un periodista y columnista como Steve López es fundamental en nuestra sociedad", admite el actor de su personaje en la pantalla. "Pero The soloist también habla de las dudas de López, de si sus historias querían reflejar la vida de los sin techo o salvar su puesto de trabajo", añade Downey Jr., que ya encarnó a un periodista en Zodiac.

El cine y la prensa siempre se han dado la mano pese a la tirria que se profesan mutuamente. "Es normal ese ellos y nosotros, aunque mi percepción cambió cuando el año pasado preparé Nothing but the truth

[pendiente de estreno en España]. Vi los paralelismos entre nuestros trabajos, nacidos de una vocación, obsesivos y en los que todo depende de la historia. Un grupo cerrado donde, como los actores, es normal que los periodistas se casen entre ellos", bromea la actriz Kate Beckinsale.

Ya sean comedias como Luna nueva o Primera plana o dramas como Ciudadano Kane o El gran carnaval, a Hollywood le gusta la vida en una redacción. En algunos casos han sido fuente de inspiración para nuevas generaciones de periodistas, ya sea con Todos los hombres del presidente, Al filo de la noticia, la serie Lou Grant o la mismísima rana Gustavo ("el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo"). Pero a juzgar por el ritmo acelerado de despidos en la prensa y de periódicos en vías de desaparición, las predicciones de Affleck están a la vuelta de la esquina. "Mis hijas serán ya de las que se asombren de que en su día se imprimieran las noticias en papel. Lo verán como algo inútil", insiste Affleck, que disfruta con la inmediatez de los bloggers aunque le preocupa su falta de rigor. "Es la democratización del periodismo", añade Affleck, fenómeno que en su opinión puede significar "que se acabe con la ética y el rigor que debe ser el bastión de la prensa". Como dicen en el filme, la verdad muere en aras de vender más.

Las líneas están cada vez más borrosas incluso sin necesidad de blogs, como demuestra la promoción de The soloist en el mismo periódico en el que nació esta historia en 2005. El fin de semana del 5 de abril el diario confundió a sus lectores con un suplemento publicitario que, evocando las páginas de información, reprodujo una entrevista con López, columnista habitual del diario, así como otros textos promocionales encubiertos como noticias. Como reconoce Russell Crowe, "la línea entre lo que es información y lo que es espectáculo cada vez está más confusa".

Jamie Foxx y Robert Downey Jr. en The soloist.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana