Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro padre herido hablando de leyes en La Moncloa

Antonio del Castillo pide a Zapatero que se cambie la Constitución

El padre de Marta del Castillo, Antonio, y el tío de la joven, Javier Casanueva, volvieron ayer a Madrid para ser escuchados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Los familiares de la chica de 17 años supuestamente asesinada por su ex novio y a la que aún se busca en el río Guadalquivir, acudieron a La Moncloa con tres demandas: "Les hemos pedido que se establezca un protocolo de actuación en la policía para casos de menores desaparecidos, que se imponga el cumplimiento íntegro de las condenas para asesinos, violadores y pederastas y que se convoque un referéndum sobre la cadena perpetua", dijo Del Castillo.

Los familiares conversaron durante más de hora y media con el presidente y con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Tras la reunión, Antonio del Castillo, que llevaba una chapa con la foto de su hija en la solapa, se mostró más entero que en días anteriores. "Nos hemos llevado una impresión muy buena del presidente y del ministro".

La familia de Marta se ha movilizado (junto a los familiares de otras víctimas como la niña Mari Luz o Sandra Palo) por la convocatoria de una consulta popular sobre la cadena perpetua. Según Del Castillo, el presidente les explicó que, en España, 30 años de condena equivalen a la cadena perpetua en los países europeos donde está vigente, como Francia, Alemania, Reino Unido o Italia. Allí, estas sentencias no son firmes, ya que se revisan cada 20 o 30 años. "Yo le he dicho que lo que la gente quiere es que estas palabras aparezcan en el Código Penal", dijo el padre, "pero a eso no me ha contestado". Del Castillo dijo que cree que la respuesta al referéndum sería positiva, y que reformar la Constitución no es un problema, porque hay que cambiarla por la cuestión sucesoria: "Todos podemos dormir tranquilos haya un rey o una reina, pero no si nos falta un hijo en casa".

Los familiares de Marta pidieron también que se reduzca el tiempo establecido antes de comenzar a buscar a un menor desaparecido, que actualmente es de 24 horas. Y solicitaron que se suprima o acorte para evitar pérdidas de tiempo vitales y sobre todo cuando, como en este caso, el último en verla fue alguien con antecedentes. Respecto al cumplimiento íntegro de penas, el presidente dijo a Del Castillo que con la reforma que se está haciendo del Código Penal se podrán cumplir las penas sin reducciones. "Nos ha dicho que los que ahora salen es porque están juzgados por leyes anteriores". La supuesta participación de hasta tres cómplices en el caso de Marta también ha llevado a Del Castillo a instar a Zapatero a revisar las penas por encubrimiento, que van de seis meses a tres años de cárcel, "porque no es lo mismo encubrir un robo que un asesinato", dijo Casanueva. Según Del Castillo, "Zapatero se ha sorprendido y va a mirarlo".

En la reunión faltó la madre de Marta, a la que "le faltan fuerzas", según la familia, para acudir a hablar con el presidente. Rodríguez Zapatero, que también recibió a los padres de Mari Luz el pasado mayo, adelantó en una entrevista a Antena 3 el día anterior que lo hacía para "trasladarles el cariño de todos los españoles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009