Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:ACB

Rakocevic y el suflé de enero

El baloncesto se revoluciona. Esta semana empieza la fase final de la Euroliga y, encima, lo hace con un Madrid-Barça el jueves en Vistalegre. Y dentro de tres semanas y media, la Copa del Rey, también en Madrid. No es que hasta ahora la ACB no fuera en serio. Quien crea eso se equivoca de medias a medias. Que se lo digan al Tau, con tres victorias de ventaja sobre el segundo, o al Unicaja, con cinco derrotas más que los de Vitoria y todo lo que eso supone de perjuicio y beneficio cuando se jueguen las eliminatorias por el título. O que se lo digan al CAI, que no acaba de alejarse de la zona de descenso y aprovechó su jornada de descanso para nombrar a Alberto Angulo nuevo entrenador en sustitución de Curro Segura.

Pero, a finales de enero, los grandes empiezan a afinar. Ya no ha lugar para las sorpresas, aunque el Bruesa, de la mano de un jornalero como Sergio Sánchez y un veteranísimo como Lou Roe, la rozara en la pista del Madrid, en la que volvió a vivirse otra prórroga. Bullock, Massey, Felipe Reyes y diez asistencias de Llull sacaron las castañas del fuego al equipo de Joan Plaza.

El Tau y el Regal Barcelona han alcanzado una velocidad de crucero impresionante. El Tau, en uno de los mejores partidos que se recuerdan en los últimos tiempos, despachó a un Unicaja que vendió cara su piel. Pero Rakocevic fue mucho Rakocevic. El escolta serbio está mejor que nunca: 37 puntos anotó en menos de 28 minutos. Una máquina. Hacía tres temporadas que nadie alcanzaba esas cifras. Desde que su actual compañero, Will McDonald, cuando pertenecía a Estudiantes y en un partido ante el Granada, anotó también 37.

El Barça arrolló en Valencia. El Pamesa, que sigue echando de menos al lesionado Víctor Claver, no pudo entrar en el partido y se vio zarandeado por la exhibición de Fran Vázquez: 17 puntos, 13 rebotes, cuatro tapones y cuatro mates. El DKV Joventut tardó más de medio partido en marcar diferencias, pero, acto seguido, barrió al ViveMenorca (92-74). Ricky Rubio, tras ser anunciada por el Joventut una mejora de contrato que todavía no está acorde con las aspiraciones de los representantes del fenómeno, volvió a hacer de las suyas: 16 puntos, cuatro rebotes, ocho asistencias y dos robos del balón. La Liga empieza a partirse. Tras los seis primeros (Tau, Barça, Madrid, Joventut, Unicaja y Gran Canaria), se produce un escalón de dos victorias que deja ya lejos al séptimo, el Pamesa.

Otro detalle del suflé de enero: además de Rakocevic, dos jugadores alcanzaron los 30 puntos: Carl English, del Gran Canaria (33), y Josh Asselin, del Ricoh Manresa (30). Las actuaciones individuales coronaron una serie de partidos con buen juego de ataque. Se alcanzó la mejor media de puntos por equipo esta temporada, 86,6 puntos, y tres superaron el centenar. Buenas noticias para una competición necesitada de ellas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 2009