ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 2 de agosto de 2008

Un fármaco frena un 20% el deterioro del párkinson

Ganarle tiempo al párkinson es, a falta de una cura, la prioridad de los afectados. Y un fármaco ya conocido, la rasagilina, aporta esa posibilidad, según se acaba de comprobar. "Su uso precoz modifica la evolución de la enfermedad", afirma Gurutz Linazasoro, experto de la Policlínica Guipúzcoa. Esta optimista afirmación se basa en un estudio, el llamado Adagio, en el que han participado 1.176 pacientes de 129 centros sanitarios de 14 países, entre ellos España. Quienes tomaron rasagilina experimentaron un retraso en el deterioro causado por la enfermedad de un 20%, frente a los que comenzaron el tratamiento seis meses más tarde.

En el trabajo participaron personas recién diagnosticadas. Un grupo empezó a tomar el fármaco desde el principio, y el otro lo hizo seis meses después. Los resultados se midieron según la escala llamada UPDRS, que evalúa los síntomas del párkinson.

Las conclusiones las resume así Linazasoro: "El medicamento tiene un efecto neuroprotector, es mejor tratar el párkinson lo antes posible y la rasagilina es una opción en este caso".

Lo que el fármaco no hace es curar ni detener el deterioro, sólo lo frena, insiste este experto, que ha participado en el ensayo. "Pero se mejoran los síntomas y la evolución es mejor, por lo menos, durante un año, según este estudio". Los buenos resultados pueden extrapolarse a cinco años si se toman otros datos de investigaciones hechas con el mismo medicamento.

Además, el producto tiene otra ventaja: ya se comercializa en España, por lo que su uso no debe sufrir demoras.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana