ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 13 de julio de 2008
Reportaje:moda

El reciclaje deja de ser un diseño tosco

La reutilización de materiales está de moda. Hay firmas que combaten el tópico de que lo ecológico es feo

Habitualmente se relaciona el reciclaje en moda con productos toscos y poco elaborados en vez de con prendas o accesorios que puedan ser exclusivos, deseables y sofisticados. Un buen puñado de diseñadores están desmintiendo el tópico, además de generar menos impacto en el medio ambiente.

En la firma Jocomomola de Sybilla es tradición hacer con las telas que sobran monederos, bolsos e incluso delantales. Algo parecido desarrollan los diseñadores Inés e Iván de la Casita de Wendy con su web Recycling (www.lcdwrecycling.etsy.com): "Teníamos mucho material que nos sobraba de hacer producciones y nos daba mucha pena tirarlo o tenerlo almacenado, decidimos darle otra vida, empezamos a reutilizarlo haciendo ositos, almohadones o regalos o vendiendo las telas con nuestros estampados".

Por su parte, los diseños de Stephanie Doucette y Annebet Duvall de la firma neoyorquina Doucette Duvall, creada en 2005, son tan deseables que la estilistas Patricia Field ha vestido con varios de ellos a las protagonistas de la película Sexo en Nueva York. Natalie Portman, Stella McCartney, Phoebe Philo (ex diseñadora de Chloé), Chrissie Hynde o Alison Goldfrapp utilizan zapatos de la firma inglesa Beyond Skin. Son clásicos y hechos a mano.

No es la única firma de accesorios dedicada al reciclaje. Timberland hace algunos productos a partir de materiales reciclados. Terra Plana, con las marcas Vivo Barefoot, Worn Again o Dopie, recicla paracaídas, cuero de asientos, cinturones de coches o sillines de bicis, los tiñen de forma natural y fabrican sus suelas con basura reciclada consiguiendo un toque moderno. También la firma de comercio justo Begoodesigns hace zapatos de cuero reciclado provenientes de coches, sofás y artículos que elaboran comunidades de Uruguay y América Latina.

Los bolsos que la diseñadora canadiense Ashley Watson hace desde 2005 provienen de cazadoras de cuero vintage. Muchos son piezas únicas y nada tienen que envidiar a los de Mulberry o Chloé.

Otra Allison, esta vez Teich, está detrás de Again NYC que también crea bolsos y accesorios con materiales rescatados desde Nueva York. La firma de bolsos Escama, de comercio justo, con base en San Francisco, trabaja con comunidades de mujeres en Brasil reciclando abridores de latas en diseños que bien podría llevar Jane Fonda en Barbarella.

Y con materiales nobles trabaja la diseñadora Carmen Mazarrasa en su tienda Pensil y Persea, donde restaura y recicla joyería y bisutería antigua, además de crear piezas únicas y diseños exclusivos. "Lo importante para mí es que sean bonitos, que los puedas utilizar todos los días, que te dé gusto ponértelos, que favorezcan, los aprecies y les des valor", explica.

Dónde encontrarlos:

www.lcdwrecycling.etsy.com Desde 18 a 47 euros.

www.doucetteduvall.com De 59 a 227 euros

www.beyondskin.co.uk de 100 a 400 euros

www.terraplana.com desde 60 a 200 euros.

www.begoodesigns.com desde 50 a 200 euros

www.ashleywatson.net desde 56 euros a 250.

www.againnyc.com desde 15 a 120 euros.

Pensil y Persea. Calle Covarrubias, 7. 91 4442180. Piezas únicas desde 90 a 300 euros. Piezas a medida desde 70 a 300 euros.

De izquierda a derecha: una creación de la diseñadora Carmen Mazarrasa, un vestido de las diseñadoras neoyorquinas de Doucette Duvall, un oso infantil reciclado de la Casita de Wendy y zapato hecho a mano de la firma inglesa Beyond Skin.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana