Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

...pero al final cayó

Dinamitado el último símbolo franquista de un parque nacional

El Gobierno anunció la demolición para octubre de 2006, pero un día antes de llevarse a cabo la voladura, y tras las protestas que desató la retirada de la estatua ecuestre de Franco en Madrid, las autoridades dieron marcha atrás. Ayer, al fin, horas antes de transferir la gestión de las Illas Atlánticas a la Xunta de Galicia, el Ministerio de Medio Ambiente logró volar el último símbolo franquista presente en un parque nacional.

El monolito de las Cíes, erigido en 1961 para celebrar el 25º aniversario de Franco como jefe del Estado, se intentó dinamitar el lunes a última hora, cuando ya no quedaban turistas en la isla, pero el mamotreto resultó ser más duro de lo esperado. A esta mole de 17 metros (20 hace una década, cuando aún lucía en lo alto la V de la victoria), los 25 kilos de explosivos sólo le hicieron cosquillas en los pies. Quedó como la torre de pisa, y ayer por la mañana hubo que volver a atacarlo. Pero al final cayó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de julio de 2008