Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las restricciones a la compra de arroz en EE UU empujan el precio a un récord

La ONU pide 320 millones de ayuda extra para afrontar la crisis alimentaria

La gota que colma el vaso. En eso se convirtieron ayer las cadenas de alimentación Sam's Club (que pertenece al gigante Wal Mart) y Costco. Durante la madrugada habían anunciado que restringían la venta de arroz a sus clientes a cuatro sacos de arroz al día. Es decir: nueve kilos. Este racionamiento fue suficiente para que ayer los precios en la Bolsa de Chicago llegaran a subir cerca del 3%, para romper la barrera psicológica de los 25 dólares cada 100 libras (16 euros cada 45 kilos). En Tailandia la subida fue del 5%, y el arroz alcanzó su precio récord: 1.000 dólares (639 euros) por tonelada.

Pero este cereal no es lo único que ha subido. Según explicó ayer desde Roma por videoconferencia Josette Sheeran, directora del programa de alimentos de la ONU, este año la ayuda alimentaria que proporcionan las Naciones Unidas les cuesta hasta un 40% más que el pasado, porque casi todos los productos se han encarecido. Según el Banco Mundial, la cesta de consumo básica vale ahora un 83% más que hace tres años. Por eso, Sheeran hizo un llamamiento a los países más avanzados, de los que intentará recaudar 500 millones de dólares (320 millones de euros) de ayuda económica extra durante 2008, que se sumarán a la bolsa actual de 3.100 millones de dólares (1.980 millones de euros) que controlan.

"Creo que estamos en una nueva fase de hambre porque millones de personas que hace seis meses no estaban incluidas en la categoría de ayuda urgente, han sido impulsados a este grupo", explicó la directora. Aseguró que buscarán la colaboración de las organizaciones internacionales para reducir la brecha entre consumo y producción.

Entre las causas que han llevado a esta situación de precios más altos, Sheeran citó ayer las nuevas tendencias de alimentación en países como China o India, los biocombustibles y el precio del petróleo. El gran volumen de inversiones en los mercados de materias primas puede estar contribuyendo también al alza de los precios en las bolsas. De hecho, la Bolsa de Chicago ayer rompía de nuevo barreras. Al anuncio de suspensión de las exportaciones que Brasil realizó el miércoles, se sumaban las cadenas mayoristas norteamericanas Sam's Club Y Costco. Entre las dos controlan en Estados Unidos más de 1.100 establecimientos. Venden en grandes cantidades, y sus principales clientes suelen ser restaurantes y comercios. Ahora sólo podrán llevarse a casa cuatro sacos de arroz por persona de las variedades de basmati, jasmine y largo.

Según el diario The Times, algunas tiendas en Reino Unido están tomando las mismas medidas. Tildo, el mayor distribuidor de arroz basmati en el país, afirmó que los comercios a los que sirven racionan las ventas a dos sacos diariospara evitar acopio.

En España no se esperan problemas de aprovisionamiento, informa Vidal Maté. En los últimos años, desde la reforma de la Política Agrícola Común en 2003, se ha producido un importante retroceso en las superficies de cultivo desde 130.000 a 102.000 hectáreas y una caída de la producción desde casi 900.000 a unas 750.000 toneladas. Sin embargo, España sigue siendo un país netamente exportador: su demanda sigue siendo menor a su producción. La subida de los precios de consumo en 2007 fue del 13%, pero la industria asegura que estudiará nuevos incrementos en función de la evolución de las cotizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de abril de 2008