ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 21 de diciembre de 2007

Oleada de inspecciones en clínicas abortistas de Cataluña y Madrid

La juez dicta prisión sin fianza para dos psiquiatras de la trama de Morín

Las últimas detenciones en Cataluña por supuestos abortos ilegales han provocado una cadena de inspecciones en las clínicas autorizadas para realizar abortos en Madrid y Cataluña. Controles "rutinarios", según la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, que las clínicas denuncian como una "auténtica persecución".

En Barcelona, donde desde la detención del doctor Carlos Morín las inspecciones han aumentado, la Generalitat asegura que son para evidenciar su legalidad.

En la última semana se han realizado cuatro inspecciones en centros catalanes. La Generalitat explicó ayer que estos controles permitirán demostrar la buena praxis de estos centros. "En Madrid las inspecciones resultan acosadoras. Nosotros las acatamos, pero que no se hagan criminalizando", subraya Eva Rodríguez, presidenta de la asociación ACAI, con una treintena de centros en toda España.

Las clínicas madrileñas han visto multiplicadas sus inspecciones. La mayoría de ellas ha tenido cinco en lo que va de año, frente a las dos de 2006. Un aumento que, según los centros, responde a una "persecución organizada" por parte del gobierno autonómico, del Partido Popular. Fuentes de la Consejería de Salud negaron ayer que hayan aumentado los controles.

"Estas inspecciones no son para acreditar que las clínicas cumplen con todos requisitos de la administración. Tienen un carácter ideológico y político. Son para ganarse al electorado más conservador", dice Empar Pineda, portavoz de la Clínica Isadora de Madrid. La clínica Mayrit, uno de los dos centros suspendidos por supuestas irregularidades, asegura que en 2007 ha tenido seis inspecciones. Una de ellas -anterior a la que decretó su cierre- fue un control exhaustivo para renovar su licencia. Carmen Mora, responsable de una clínica catalana, afirma no tener miedo: "Hacemos informes psiquiátricos con garantía, tenemos enfermeras, nuestros pasillos miden lo suficiente para que puedan cruzarse dos camillas".

La juez que investiga el caso de los supuestos abortos ilegales dictó ayer prisión sin fianza para dos psiquiatras vinculados a las clínicas de Carlos Morín en Barcelona. Pascual Javier R. M. y Fernando Javier C. V. están acusados de falsificar informes para dar cobertura legal a abortos ilegales. La magistrada decretó prisión, aunque bajo fianza de 4.000 euros, para dos anestesistas y dos ginecólogos, mientras que un tercer ginecólogo ha quedado en libertad con cargos.

Asociaciones en favor del derecho a abortar pidieron ayer que las mujeres puedan interrumpir voluntariamente el embarazo hasta las 24 semanas de gestación de forma libre y gratuita.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana