ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 7 de diciembre de 2007
Reportaje:

Doble ración de Lluïsa Cunillé

El Espai Lliure y la Sala Muntaner presentan nuevos textos de la dramaturga

Lluïsa Cunillé (Badalona, 1961) es probablemente la dramaturga más prolífica, estrenada y respetada del teatro catalán contemporáneo. Su éxito es inversamente proporcional al esfuerzo personal de la autora por promocionarse. No concede entrevistas y rehúye el contacto con los medios de comunicación. El pasado 24 de noviembre recogió el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat; a diferencia de los demás galardonados, no hizo parlamento alguno para agradecer la distinción. Pero, gran espectadora de teatro, es muy probable que asista a alguna de las representaciones de dos montajes con textos suyos que coinciden estos días en Barcelona: Saló Primavera, en la Sala Muntaner, y Après moi, le délouge, a partir del 13 de diciembre en el Espai Lliure. Ambos permanecerán en cartel hasta el 13 de enero.

Pese a su éxito, la autora rehúye el contacto con la prensa

Après moi, le délouge se inscribe en el proyecto de autoría textual del Teatre Lliure. El teatro encarga a autores catalanes la escritura de nuevos textos a partir de temas de la actualidad. En diciembre de 2004, se entregó a Cunillé un informe de la FAO sobre los índices de mortalidad infantil en el mundo. La autora decidió centrar su obra en el Congo, con su convulsa historia de colonización y expolio de sus grandes recursos naturales, que no protegen de la pobreza a la mayor parte de su población. Cunillé acabó el texto en 2005 y, en el tiempo transcurrido hasta su puesta en escena, el Centro Dramático Nacional se interesó por la obra, la ha coproducido y la acogerá, en su versión en castellano, en mayo próximo.

Dirigida por Carlota Subirós y protagonizada por Andreu Benito y Vicky Peña, la obra muestra el encuentro de dos europeos en la habitación de un hotel congoleño. Él lleva muchos años trabajando en el país, sacando partido a su riqueza, sin pensar en los daños colaterales de su actividad. Ella es una intérprete que ha convertido el hotel en su refugio. Tampoco a ella le interesa pensar en la realidad africana, en los desequilibrios entre el Tercer Mundo y los países desarrollados, en su grado de complicidad en la injusticia. Pero en la conversación entre ambos se irán colando todas estas cuestiones. Hasta tal punto que el hombre, enfermo, verá como la coraza que ha llevado siempre en su refugio africano se resquebraja.

Subirós, que lleva por primera vez a escena un texto de Cunillé, destaca la capacidad de la autora para imbuir la obra de atmósfera africana sin haber visitado nunca el continente. Pero al mismo tiempo le atribuye la gran inteligencia de situar la acción en una habitación de hotel y de no olvidar que escribe desde su condición de occidental.

La otra propuesta de esta ración doble de Cunillé es Saló Primavera, una comedia escrita junto con Paco Zarzoso y dirigida por Lurdes Barba, que se representa en la Sala Muntaner. El montaje, estrenado en el marco del festival Temporada Alta de Girona, tiene como verdadero protagonista un salón de baile centenario que a lo largo de su historia ha desempeñado todo tipo de actividades: cine de sesión doble, hospital de guerra, Casa de Aragón, bingo y sede del Partido Anarquista. Ahora se encuentra en declive, poblado por una serie de personajes que reconstruyen su historia en un sugerente viaje en el tiempo. La pieza está protagonizada por Manel Dueso, Tilda Espluga, Lina Lambert, Francesc Lucchetti y Áurea Márquez.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana