Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los consejos de los expertos en Bolsa

El mono, los dardos y el sonrojo de Wall Street

Uno de los experimentos más curiosos acerca de la fiabilidad de las recomendaciones de los analistas bursátiles tiene como protagonista a un mono. Sí, a un mono. En 1973 el profesor Burton Gordon Malkiel publicó el libro Un paseo aleatorio por Wall Street. Para comprobar si los aciertos de los expertos eran o no aleatorios debía hacerse, según Malkiel, un concurso entre profesionales y una elección de acciones completamente al azar. La metáfora de esta selección fortuita consistía en imaginar un mono con los ojos vendados lanzando dardos a la página con la lista de acciones del The Wall Street Journal. Luego se compararían los rendimientos de las carteras de ambos contendientes.

Los redactores del diario estadounidense cogieron el guante lanzado por este prestigioso economista. Lo sorprendente es que cuando se comparó el comportamiento anual de la cartera de valores elegida al azar por el mono, con el de los fondos de inversión referenciados al mercado estadounidense, la cartera del mono había superado al 85% de los fondos, además de haber superado al comportamiento de los principales índices de este país.

En defensa de los analistas hay que decir que este experimento se realizó durante 14 años y en el largo plazo las recomendaciones de los profesionales batieron a las de su rival. Eso sí, aquellos que optaran por seguir las apuestas del mono no tuvieron que soportar las importantes comisiones que cobran los gestores de fondos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de septiembre de 2007