Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atentado suicida contra turistas españoles

El atentado desata las cancelaciones de reservas a Yemen para el verano

El ataque perjudicará a los destinos árabes

El atentado del lunes contra un grupo de turistas españoles en Yemen hará daño al sector. La propia agencia organizadora, Viajes Banoa, con años de experiencia en el país árabe, anunció ayer que ha cancelado todas las reservas de viajes que debían hacer este verano el mismo recorrido que los siete turistas asesinados. Catai Tours, que envía entre 400 y 500 españoles al año a Yemen, suspendió dos salidas programadas para este sábado. La patronal de agencias de viaje prevé una catástrofe para Yemen.

El atentado supone "un auténtico palo" para el turismo en Yemen y, en general, para los destinos árabes, según dijo a Europa Press ayer el presidente de la Federación de Agencias de Viajes, Jesús Martínez. Este país es un destino bastante común entre los españoles que gustan de viajar fuera de los circuitos habituales. "Son viajes exóticos que no están machacados por grandes operadores, son viajes alternativos", dijo Martínez.

Un perfil que encaja con la agencia vasca de viajes de aventura Banoa, que organiza exóticas expediciones desde hace 15 años. "Lo nuestro son otros viajes". Esa es la leyenda impresa en los catálogos de la agencia, donde se ofertan vacaciones a algunos de los lugares más peligrosos del mundo. Países como Pakistán, Sudán o Guatemala son algunos de sus destinos habituales.

"Fueron atacados por ser turistas, su nacionalidad no tuvo nada que ver", explicaba ayer Fernando Odriozola, guía y portavoz de la agencia de viajes Banoa. Por la zona del atentado pueden pasar al día unos 250 turistas de distintos países. "En los períodos vacacionales se organizan convoyes largos, de hasta 60 coches".

Según Odriozola, el ataque pudo afectar a turistas de cualquier otra nacionalidad porque no fue un ataque selectivo, sino al azar. El guía comentó que suspenderán todos los viajes que tenían programados a Yemen; en los meses de agosto y noviembre tenían previstas dos nuevas expediciones. Odriozola aseguró que sus clientes conocían las particularidades del viaje. "Sabían que iban a un país con ciertas connotaciones y que además les acompañaría una escolta policial".

Desde la agencia, con oficinas en Barcelona y Bilbao, se aseguró que la expedición española atacada el lunes por la tarde contaba con todas las medidas de seguridad impuestas por el Ministerio de Turismo yemení. "Durante el ataque les escoltaban policías yemeníes, como en cualquier otro viaje de estas características".

Organizar un viaje a una zona tan peligrosa implica numerosas gestiones con la administración de este país árabe. "Nosotros contactamos con una agencia local [Brothers Travel Agency], que es la que se encarga de preparar la documentación y pedir los permisos". Para poder viajar es necesario que las autoridades locales aprueben el listado de viajeros y las rutas elegidas. Durante el viaje, la policía revisa ese listado de viajeros en varias ocasiones".

Los empleados de la oficina bilbaína estaban ayer muy afectados. La mañana se llenó de lágrimas, abrazos y palabras de recuerdo. Fernando Odriozola recordaba que dos de los fallecidos, Mikel Essery y Magie Álvarez, eran amigos y compañeros. Essery era el guía de la expedición y el tutor de Álvarez. Odriozola, que no quiso hablar ni de los fallecidos ni de los heridos, se despidió con un lamento: "Es la primera vez que nos pasa algo así", y aseguró que ningún cliente les ha llamado para suspender sus vacaciones.

En Cataluña, comunidad donde residían cinco de los fallecidos, el director general de Turismo de la Generalitat se entrevistó ayer con representantes de las agencias de viajes catalanas para intentar evitar que se cree un "alarmismo innecesario", informó Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007