Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Ciutadans se queda a las puertas del Ayuntamiento

No hubo sorpresa esta vez. Ciutadans per Catalunya no logró el objetivo de entrar en el Ayuntamiento de Barcelona, lo que supone un duro revés para la joven formación presidida por Albert Rivera. Todas las encuestas publicadas durante la campaña electoral pronosticaban que la lista encabezada por Esperanza García no iba a poder superar el umbral del 5% de los sufragios que les permitiera entrar en el consistorio barcelonés. Con el 98,65% de los votos escrutados, Ciutadans se quedó con el 3,9% de los sufragios. "No es un fracaso", dijo García después conocerse los resultados. "El 4% es una cifra muy alta. A pesar de todas las dificultades, hemos conseguido hacer llegar nuestro mensaje".

El mapa electoral que deja la cita para la joven formación en el resto de Cataluña no es muy optimista. Ciutadans había presentado candidaturas en 81 municipios y en los últimos días Rivera había vaticinado que su partido sumaría entre 20 y 30 concejales. Sin embargo, el saldo que deja este 27-M para la formación es de 13 concejales: la alcaldía de Gimenells i el Pla de la Font, en Segrià, donde ha logrado cinco de los nueve ediles que estaban en juego, y presencia en los municipios de Castelldefels, Gavà, Sant Andreu de la Barca, Sant Boi, Vidadecans, Montornès del Vallès, Vilanova del Camí y Sant Pere de Vilamajor con un edil en cada localidad.

A pesar de que todas las encuestas les daban la espalda, los dirigentes de la formación apelaban a los resultados obtenidos durante las pasadas elecciones autonómicas, cuando pulverizaron todos los sondeos e irrumpieron en el Parlament con tres diputados. La decepción en los rostros de los cerca de 200 simpatizantes que se acercaron al hotel donde Ciutadans se había concentrado se hacía cada vez más visible a medida que avanzaba el escrutinio. García culpó a los medios de comunicación del resultado: "Se han inventado crisis que no existían y no nos han dejado participar en ningún debate".

Darse a conocer

Esperanza García ha hecho una campaña de calle en el más amplio sentido de la palabra. Se ha paseado por barrios, plazas, mercados y centros cívicos repartiendo folletos electorales junto con algunos entusiastas simpatizantes. Un trabajo agotador, pero de obligado cumplimiento teniendo en cuenta la peculiar circunstancia del partido. Mientras que los otros candidatos se limitaban a dar a conocer su programa, García ha tenido que darse a conocer a sí misma y a su partido. Pero no ha conseguido entrar en la capital catalana, donde, según decía, iba "a denunciar todo lo que pasaba" allí dentro.

A pesar del resultado adverso, no parece que la viabilidad de la formación esté en peligro. Ciutadans ha recibido el apoyo del filósofo Fernando Savater, que tiene la intención de saltar al ruedo político con otros miembros de la plataforma vasca ¡Basta Ya! y algunos socialistas críticos con la política antiterrorista de Zapatero bajo el paraguas de Ciutadans.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2007