ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 23 de marzo de 2007

Caixa Galicia compra la isla de Sálvora, en el Parque Nacional das Illas Atlánticas

El marqués de Revilla, dueño del enclave, firma hoy el acuerdo con José Luis Méndez

Un ataque pirata la dejó sin habitantes en el siglo XVII y durante décadas recibió en su puerto a las vacas que llegaban en barco para pastar en sus campos. La isla de Sálvora, integrada desde 2002 en el Parque Nacional Illas Atlánticas, dejará hoy de pertenecer a la familia de aristócratas gallegos que la gestionó a lo largo de varios siglos. Francisco de Borja Otero Zuleta de Reales, marqués de Revilla, firmará hoy el traspaso del emblemático enclave a Caixa Galicia. La operación se produce cuatro años después de que trascendiese que el archipiélago estaba en venta.

El acuerdo de compraventa del archipiélago ubicado en la boca de la ría de Arousa incluye la isla de Sálvora y los islotes de Vionta y Noro. Las 190 hectáreas del enclave, situado a 3 kilómetros de la costa, acogen un faro, una capilla, un torreón, un pequeño muelle y una decena de casas, huellas de los agitados episodios históricos que se vivieron en su territorio.

El lugar fue a lo largo de su historia un dominio señorial, propiedad de los antepasados del hombre que hoy firmará el acuerdo de compraventa con el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez. En el siglo XVII, Sálvora sufrió un ataque de naves piratas que la dejó deshabitada. Parte de las apenas diez familias que allí residían lograron huir pero el resto fueron capturados por los invasores, procedentes de África. Desde entonces, la isla se convirtió sobre todo en un lugar de caza y de pasto para el ganado.

Los vecinos de Ribeira, el ayuntamiento en el que ahora está integrada la isla, pagaban una renta a la familia propietaria del enclave para poder llevar allí sus vacas en barco y alimentarlas en sus campos. Los dueños de Sálvora otorgaban también permisos para la caza de conejos. A finales del siglo XVIII, el archipiélago fue objeto de varios pleitos. Los arrendatarios del terreno, liderados por el cura Manuel Acuña y Malvar reclamaron la propiedad de la isla, aunque nunca lograron su objetivo.

Con el tiempo, en Sálvora se volvieron a asentar algunas familias que se dedicaban a cultivar las tierras y criar ganado a cambio de pagarle una renta al señorío de Goyanes, Sálvora y Carreira. Fueron estos vecinos los que protagonizaron la hazaña que ha metido a la isla en los libros de historia.

El fuerte temporal con el que comenzó el 2 de enero de 1921 llevó a pique al buque Santa Isabel cuando navegaba a 200 metros de Sálvora. El naufragio acabó con la vida de 213 personas y sólo se salvaron medio centenar de pasajeros gracias al heroico rescate de los habitantes de la isla, que salieron en su auxilio pese a lo embravecido que estaba el mar. Aquel episodio llevó al rey Alfonso XIII a premiar a Ribeira con el título de Muy Noble, Muy Leal y Muy Humanitaria Ciudad.

Sálvora pertenece hoy al Parque Nacional das Illas Atlánticas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente. La Administración ha descartado ejercer su derecho de tanteo para hacerse con la propiedad de la isla coruñesa.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana