Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patrimonio aprecia "graves deficiencias" en el Plan de Lugo

El Ayuntamiento acusa a Cultura de "talibanismo político"

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta informó desfavorablemente el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Lugo tras advertir "graves deficiencias". El concejal de urbanismo, el socialista Xosé Ramón Gómez Besteiro, respondió de inmediato acusando a Patrimonio de "talibanismo político" y de protagonizar "un intento burdo" de paralizar el documento urbanístico municipal.

En el informe de la Dirección Xeral de Patrimonio, dependiente de la Consellería de Cultura, dirigida por el BNG, se detallan "numerosas deficiencias" en protección patrimonial y se citan como casos "más graves" los que afectan al camino primitivo de peregrinación a Compostela y el conjunto arqueológico y etnográfico de Santa Eulalia de Bóveda.

El director general de Patrimonio Cultural, Felipe Arias, aseguró que el PXOM no especifica "suficientemente" el grado de protección de los Bienes de Interés Cultural (BIC) y refleja un "incompleto" catálogo de bienes patrimoniales, hasta el punto de que desaparecen más de 60 elementos y conjuntos que sí estaban reflejados en el plan que rige actualmente el urbanismo de Lugo.

Patrimonio hace hincapié en que los planos de ordenación no contemplan un suficiente grado de protección para el camino primitivo y se advierte que en el caso del BIC de Santa Eulalia, un conjunto levantado entre los siglos III y IV y que alberga algunas de las pinturas murales más importantes de la Hispania romana, se prevé una zona de expansión del núcleo tradicional "excesiva" y "poco respetuosa".

Arias declaró que no se trata de "ningún entorpecimiento", sino una decisión tomada ""en el cumplimiento del deber" que obedece a criterios "estrictamente técnicos". Pese a todo, el director general aseguró que la mayor parte de las deficiencias detectadas son de "fácil corrección".

Desde el gobierno local la apreciación es muy distinta. El edil de urbanismo insistió en que se trata de un "intento burdo de paralizar el PXOM de Lugo" basándose en un informe "plagado de criterios subjetivos".

Besteiro adelantó que todas aquellas cuestiones que figuren en el informe y se encuentren dentro de las competencias de la consellería "se cumplirán y no habrá nada que discutir". Pero considera que, en algunos aspectos, la resolución invade competencias municipales como el intento de obligar a que se cataloguen determinados inmuebles. "En lo que se refiere al cumplimiento legal hay que hacer caso de lo que diga Cultura. En lo que es un intento de castigar un plan y una ciudad no lo vamos a consentir", precisó el edil socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2007