ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 4 de enero de 2007

El acceso a Montserrat en coche seguirá cortado hasta el fin de semana

Cerrada la carretera y el cremallera, sólo el teleférico permite llegar al monasterio

Montserrat 4 ENE 2007

El Patronato de la Montaña de Montserrat desearía poder reabrir el acceso al monasterio con total normalidad a partir del fin de semana. Durante todo el día de ayer se estuvo actuando en la partición de los grandes bloques de piedra que cayeron en la madrugada del martes sobre la calzada con el fin de poderlos retirar. La caída de piedras afecta a la zona de los primeros metros del aparcamiento, una vez superada la barrera de pago, de la que es responsable el patronato. Ayer se podía pasar por la carretera con un solo carril y paso alternativo regulado por un semáforo que se instaló a última hora del martes.

Los trabajos para retirar las piedras continuarán hoy y, casi con toda seguridad, también mañana. Si se consigue sacar todo el material y dar seguridad a la circulación, se podría asfaltar una parte de la carretera y abrir los dos carriles para el fin de semana, cuando está prevista una mayor afluencia de visitantes. Montserrat se encuentra en estos días en temporada baja, con la Escolanía de vacaciones navideñas, lo cual resta visitantes y, sobre todo, viajes organizados, que tienen como hora de convocatoria en la basílica de Montserrat la una de la tarde, cuando la Escolanía canta la Salve.

Mientras se lleva a cabo la limpieza de la zona afectada por el alud de piedras y tierra, los geólogos siguen estudiando la intervención que llevar a cabo en una zona que temen que esté sujeta a más accidentes. El director del parque, Ramon Bisbal, explicaba ayer que hay algunos bloques agrietados que podrían ocasionar problemas en un futuro. Los técnicos estudiaran si se puede realizar una sujeción de los mismos.

Hoy será el día de evaluar los problemas ocasionados en el tren cremallera, que no ha podido circular en los últimos dos días. Hoy tampoco lo hará y, como ayer, la empresa Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) pone a disposición de los usuarios autobuses para acceder al monasterio. El alud creó problemas en unos 40 metros de vía del cremallera y, como mínimo, en una de las torres de la catenaria, lo cual ocasionó un desvío de la misma.

Una vez reparada la carretera, se deberá comprobar la protección que se coloca en la misma. El alud de la noche del lunes al martes, arrastró la malla que se colocó hace un año para evitar, precisamente, la caída de piedras sobre la carretera, y se llevó por delante una parte del muro de contención de este mismo punto. Los grandes bloques que se desprendieron pesaban entre 25 y 30 toneladas, bajaron unos 200 metros y se calcula que podían tener una velocidad de unos 40 o 50 kilómetros por hora en el momento de impactar con el asfalto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana