Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras de la M-30 costarán 1.000 millones más del precio de adjudicación

El Ayuntamiento asegura que no subirá impuestos ni aumentará deuda para cubrir el desfase

La obra de la M-30 costará 3.508 millones de euros, 1.040 millones más (un 40% de incremento) del precio por el que el Ayuntamiento adjudicó el proyecto hace dos años, según advierte un informe de la consultora británica Currie&Brown. El PSOE se apoyó ayer en este documento para augurar que el Ayuntamiento tapará ese agujero subiendo los impuestos o recortando inversiones el año próximo. El gobierno municipal sólo admite un sobrecoste de 355 millones, porque dice que el resto del incremento ya estaba previsto desde el principio y se produce "en todas las obras públicas". Además, asegura que no subirá impuestos ni aumentará la deuda, sino que cubrirá el desfase con una argucia contable: jugando con los remanentes de IVA.

BUZÓN DE LOS LECTORES
Envíe sus denuncias y quejas a lectores.madrid@elpais.es

Currie&Brown es una consultora contratada por varios bancos para que, una vez cada tres meses, les explique en un informe cómo va la obra de la M-30 y cómo se está gastando el dinero que prestaron. El crédito -2.500 millones, el mayor pedido por el Ayuntamiento en su historia- lo concedieron Caja Madrid y la entidad hispano-francesa Banco Sabadell-Société Générale; pero después ese préstamo se lo han repartido otras muchas entidades, así que al final el dinero sale de 14 bancos distintos.

En su último informe -fechado el pasado septiembre y difundido ayer por la cadena SER- la consultora hace una comparación entre el precio estimado para el final de las obras y el primero que se manejó: el de adjudicación. La megaobra costará 3.024 millones, 3.508 millones si se suma el IVA. La cifra no es ninguna sorpresa porque ya la dio el concejal de Hacienda, Juan Bravo, hace un mes en rueda de prensa.

Lo que no hizo entonces Bravo y sí hace ahora Currie&Brown es comparar ese coste final con el precio de adjudicación. Así resulta un desfase de 1.040 millones. No obstante, el propio informe matiza que el Ayuntamiento ya previó desde el inicio que el precio de adjudicación se vería incrementado por diversas "contingencias", y elaboró un presupuesto que ascendía a 3.095 millones. Si se toma como referencia este último cálculo y no el inicial, el sobrecoste es de sólo 412 millones. En cualquier caso, la consultora opina que un auditor independiente debería analizar a qué responde ese desfase.

"¿De dónde van a sacar el dinero? ¿Subirán los impuestos? ¿Recortarán inversiones? ¿Aumentarán la deuda?", se preguntó ayer el portavoz del grupo socialista, Óscar Iglesias. El gobierno municipal responde que no tendrá que hacer ninguna de las tres cosas, y da sus propias cifras.

Desviación

Para empezar, a la desviación de 1.040 millones le dan poca importancia los técnicos de la Concejalía de Hacienda. "Sí se puede decir que la diferencia entre el precio de adjudicación y el coste final ronda los mil millones. Pero es que eso no puede llamarse sobrecoste: el presupuesto que nosotros hicimos era de 3.095 millones, un 20% por encima del de adjudicación, porque ése es el incremento que se produce en las obras públicas de todas las administraciones. Todo lo que se pase de eso, sí es sobrecoste", prosiguen los técnicos.

Así, el Ayuntamiento cifra el sobrecoste en 355 millones: los que van de los 2.669 millones previstos (3.095 millones si se cuenta el IVA) a los 3.024 millones que costará finalmente (3.508 millones con IVA). "Pero lo importante de esto es que ese sobrecoste no es un agujero que hay que cubrir. Tenemos forma de pagarlo sin subir impuestos ni deuda, y sin renunciar a ninguna inversión", aseguran. ¿Cómo? Jugando con el remanente del IVA que hay en tesorería -porque es IVA que primero se paga y luego el Ministerio de Hacienda devuelve-, una argucia contable que el PSOE califica de "broma" y "engaño".

Lo que sí admiten en la concejalía es que el sobrecoste de 355 millones -que el gobierno municipal atribuye a la introducción de mejoras "medioambientales y de seguridad" en los túneles- hará aumentar cerca de un 15% el canon anual que tiene que pagar el Ayuntamiento a Madrid Calle 30 (empresa semipública que financia el proyecto) durante 35 años. Ese canon estaba fijado hasta ahora en 222 millones anuales a partir de 2007, y subirá. Está por ver cuánto. "Lo estamos negociando ahora", dicen los técnicos.

"Deuda intolerable"

El candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, lanzó ayer su primer ataque contra el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, al que sin embargo no llegó a citar en ningún momento. Sebastián aprovechó su intervención en las jornadas

España-Unión Europea, trabajando juntos por la economía del conocimiento

para calificar de "intolerable" la deuda de la capital, que superará los 6.000 millones al cierre de la legislatura.

Mientras disertaba sobre las excelencias del equilibrio presupuestario y del buen hacer del Gobierno central en esta materia, Sebastián incidió en que hay "ejemplos de ciudades que se desvían de este buen hacer presupuestario" y que presentan "ratios no tolerables" de deuda pública.

"Los ciudadanos se endeudan cuando quieren, no tienen por qué endeudarse obligatoriamente" por la actuación de "malos gestores", agregó Sebastián.

El Ayuntamiento de Madrid elaboró este año un Plan Económico-Financiero, aprobado por el Gobierno central, para reducir la deuda a partir de 2008.

UNA OBRA CADA DÍA MÁS CARA

- En junio de 2003, el Ayuntamiento da la primera cifra sobre el coste de la M-30: "Más de 2.000 millones"

- Entre 2004 y 2005, la obra se adjudica en 2.500 millones, y Madrid Calle 30 calcula que subirá hasta 3.095 millones

- En julio de 2005, nuevo anuncio: 2.900 millones

- Cifra final estimada: 3.508 millones (con IVA)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de octubre de 2006

Más información