Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La destrucción del medio ambiente no tiene precedentes, según WWF

La humanidad consume un 23% más de los recursos que la Tierra genera cada año

La humanidad consume actualmente un 25% más de los recursos que la naturaleza produce anualmente. A este ritmo, en 2050, el consumo superará en un 50% la producción de la Tierra. Esta es una de las conclusiones del estudio sobre el estado del planeta que ayer presentó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés). El informe, que la organización realiza cada dos años, señala que el ritmo actual de destrucción del medio ambiente no tiene precedentes.

"Estamos degradando los ecosistemas naturales a un ritmo sin precedentes", señala el informe Living planet report 2006, que puede descargarse en www.panda.org. El estudio hace su propio índice sobre la destrucción de los recursos y calcula cuál es la huella ecológica de los países, la cantidad de hectáreas de planeta que utiliza cada ciudadano. En Estados Unidos, la huella ecológica es de 9,6 hectáreas por persona; 5,6 en el Reino Unido, y 0,8 en India. La media de los 144 países analizados es de 2,2 hectáreas por persona, aunque el planeta sólo puede ofrecer 1,8 hectáreas de producción de recursos y de renovación de residuos por persona. Es decir, la tierra necesita un año y tres meses para producir lo que consume al año la humanidad y para regenerar sus residuos.

España ocupa el lugar número 25 con 5,4 hectáreas por persona, una cantidad que se ha duplicado desde 1975. Además es el país de Europa que más agua gasta, un 32% de todos los recursos.

WWF destaca que el consumo de sustancias naturales alcanzó la producción anual del planeta en 1980 y que se ha triplicado entre 1960 y 2003. El director general de WWF, James Leape, destacó la gravedad de consumir mucho más de lo el planeta produce y pidió "cambiar rápidamente" el modelo de consumo para garantizar la supervivencia del planeta. El informe destaca que es especialmente insostenible el consumo de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón).

El informe analiza también el estado de 3.600 poblaciones de 1.300 vertebrados en todo el mundo y con ellos crea un índice de biodiversidad. Su conclusión es que las especies terrestres han disminuido un 31% entre 1970 y 2003; las especies marinas un 27% y las especies de agua dulce, un 28% en el mismo periodo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de octubre de 2006