Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios Estados de India prohíben la Pepsi y la Coca-Cola por contener pesticidas

El Tribunal Supremo pide a los fabricantes que revelen los ingredientes de las bebidas

India es un gran país. Tan grande como para atreverse a enfrentarse con dos multinacionales del calibre de Coca-Cola y Pepsi-Cola. La razón es la presencia detectada en estas bebidas de pesticidas en niveles que sobrepasan los de la legislación vigente en el país, que es un poco más permisiva que en otras zonas del planeta, como Occidente. Por ello, su Tribunal Supremo ha pedido a los fabricantes que revelen los componentes de sus bebidas, recetas que ambos siempre han guardado en riguroso secreto. Mientras, algunos Estados han prohibido su venta de forma parcial.

El Tribunal Supremo de India ha pedido a Coca-Cola y Pepsi que revelen los detalles de la composición química y los ingredientes de sus bebidas, tras las acusaciones realizadas la semana pasada por un organismo investigador privado del país asiático de que contienen un nivel inaceptable de pesticidas. Las dos compañías estadounidenses han rechazado las afirmaciones y dicen que sus refrescos son seguros. China se ha apresurado a afirmar que sus análisis confirman la "seguridad" de los productos.

Mientras, varios estados indios han tomado como medidas de precaución prohibir la venta de estas bebidas en centros escolares y han exigido que en las etiquetas de los envases figuren advertencias sobre que su consumo puede dañar la salud por contener elementos contaminantes.

La exigencia del Supremo de la India se ha producido días después de que el Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente (CSE, siglas en inglés) asegurara haber la semana pasada detectado cantidades de pesticidas entre 24 y 200 veces superiores a las admisibles según la legislación del país. Esta organización no gubernamental financiada con fondos privados y con sede en Delhi, realizó ensayos en 57 muestras de 11 bebidas de diferentes marcas de Coca-Cola y Pepsi en India.

La demanda presentada ante el Supremo el viernes pasado señala que las bebidas "contienen ingredientes altamente tóxicos, acidulantes y aditivos peligrosos para el consumo humano", y que los consumidores tienen derecho a saber su composición, según el diario The Hindu. El Supremo ha dado un mes a las dos empresas para que revelen los ingredientes.El informe del centro investigador añade que las toxinas encontradas podrían, si se ingieren durante un largo periodo de tiempo, causar cáncer, defectos de nacimiento y daño al sistema nervioso.

El CSE critica que nada ha cambiado desde que en 2003 dijo por primera vez que los residuos de pesticidas en los productos de las dos multinacionales eran entre 30 y 36 veces más altos que los recogidos en las normas de la Unión Europea.Aunque la Oficina de Normalización India estableció los niveles de residuos aceptables en los refrescos al poco de publicarse el estudio de 2003 y el Supremo pidió al Gobierno federal que estableciese un marco más exigente para regular la fabricación de estas bebidas, los límites no se aplican aún. Coca-Cola y Pepsi (que dominan totalmente el mercado en India) han unido fuerzas para rechazar el estudio. "Los productos vendidos en India son fabricados con el mismo compromiso innegociable de seguridad y calidad", ha dicho Coca-Cola, informa France Presse. "Respecto a India", continúa la compañía estadounidense, "hemos efectuado ensayos regulares sobre la existencia de pesticidas en los ingredientes y los productos acabados en CSL, un laboratorio londinense líder en el mundo. Estas pruebas muestran que 'no hay niveles detectables' de pesticidas".

Pepsi, su tradicional competidora -aunque esta vez aliada- ha asegurado que sus refrescos en India "son producidos según los más estrictos estándares nacionales e internacionales, como lo son en cualquier otro país del mundo".

Sin embargo algunos Estados de India han comenzado a tomar sus propias medidas. Por ejemplo Rajastán, al noroeste del país, prohibió el viernes pasado la venta de las bebidas de ambas compañías en todos los centros de enseñanza, y dijo que los envases deberían incluir un aviso sobre los riesgos para la salud. Según The Press Trust of India, la asamblea legislativa del Estado de Punjab, también en el norte, ha eliminado los refrescos del menú de sus diputados.

China se desmarca

El Gobierno chino se ha apresurado a desmarcarse de la situación en la vecina India, y ha asegurado que los concienzudos ensayos llevados a cabo en las bebidas en el mercado local prueban que son "seguras" para el consumo. Así lo ha asegurado la televisión estatal tras las pruebas llevadas a cabo durante tres días con Coca-Cola, 7-Up, Sprite, Mirinda y Fanta, entre otras.

Las autoridades decidieron efectuar los ensayos, a pesar de que China no ha importado refrescos de las dos multinacionales desde India este año. Pekín afirma que la razón de la supuesta toxicidad de los productos de las dos empresas estadounidenses en India podría ser que en su producción se han utilizado materiales contaminados. Coca-Cola asegura que todos sus productos comercializados en China son de confección local, desde los materiales utilizados al empaquetado final.

El pasado marzo, ambas empresas se vieron obligadas a declarar públicamente que sus bebidas eran seguras, después de que algunos periódicos chinos publicaran las sospechas sobre un posible nivel excesivo de benceno -componente químico cancerígeno- en dos marcas: Fanta, de Coca-Cola, y Mirinda (Pepsi). Según las normas del Ministerio de Sanidad, la presencia de benceno en el agua potable deber ser inferior a 10 partes por mil millones, y Coca-Cola dijo que Fanta cumple de sobra este límite. La compañía recordó que muchos alimentos, como plátanos y huevos hervidos, tienen pequeñas cantidades de benceno.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de agosto de 2006

Más información