Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos grupos confían a Internet la promoción de su carrera musical

Más de un millón de artistas y grupos promocionan su música con el sistema de descargas gratuitas a través de la Red, según la AMI - Nace Thehood.com, la versión latina de MySpace.com

Más de un millón de artistas y grupos promocionan su música por el sistema de la descarga gratuita en Internet, según datos de la Asociación de Música en Internet (AMI). El fenómeno no es nuevo; lo nuevo es la cantidad, favorecida por la extensión de la banda ancha en los hogares.

Los nuevos grupos que antes deambulaban de discográfica en discográfica enseñando sus maquetas, ahora las colocan en Internet para que alguien las escuche. ya sea un sello de discos, un promotor musical o simplemente el público que, si hay suerte, recomendará el descubrimiento a sus amigos y éstos a otros. No sería el primer caso.

Que se lo pregunten a los ovetenses Stormy Mondays, que lanzaron su primer disco en la Red en 1998, y se han convertido en pioneros en usar este medio de difusión. Gracias a ello consiguieron ser número uno en diferentes webs y ser la única banda española en el festival de Woodstock de 1999, cuando también ocuparon portada en Ciberp@ís.

"En un momento en que las grandes discográficas estaban intentando averiguar qué demonios era Internet, nuestra apuesta por la distribución a través de la Red nos llevó a ofrecer gratuitamente un disco al completo bajo licencia copyleft", explica el grupo. "Esto no hizo que disminuyeran las ventas, sino todo lo contrario. Nos dimos cuenta de que ahí estaba el futuro y que teníamos por fin una radio abierta para difundir nuestras canciones".

Stormy Mondays fueron precursores en España y en el mundo; pero el fenómeno reventó con las redes sociales y, concretamente con MySpace, donde la gente se encuentra para compartir aficiones, entre otras, la música. MySpace cuenta con unos 60 millones de miembros y suma cinco millones más al mes. Bajo su dominio circulan diariamente 30 millones de canciones, pertenecientes a unos 500.000 grupos.

Dar el primer paso para publicar tu propia música es sencillo, basta con ir a www.myspace.com y darse de alta, como hacen cerca de 250.000 personas al día, completando un sencillo formulario de datos; o en el naciente y latino thehood.com o en otros muchos como YouTube o Musicdownload.com.

Una vez se tiene un nombre y un espacio, se pueden colgar fotos, vídeos, y desde luego música, así como crear un perfil de aficiones y visitar otros espacios personales. Este formato se ha revelado idóneo para la difusión de música alternativa ya que el mismo usuario es generador y consumidor de contenidos, y, sobre todo, para la promoción de los grupos.

La música se busca según el estilo preferido, la nacionalidad del artista o el número de descargas. Se puede mandar un mensaje, seguir sus novedades y votarlos, buscar grupos similares o ver sus vídeos.

En este panorama es fácil entender que cualquier grupo de barrio pueda colgar su música y alcanzar a un público al cual no podría haber llegado de ningún otro modo. Esto es lo que ha permitido que grupos que sólo se promocionan por Internet compitan con éxitos igual de populares que los apoyados por las distribuidoras en el circuito clásico.

Los británicos Artic Monkeys han sido el primer grupo en vender más de un millón de copias de su álbum y el tema Crazy de Gnarls Barkley ha sido número uno de las listas en el Reino Unido. Más cercano resulta El Koala, que en cuestión de pocas semanas ha conseguido que su tema de rock rústico Opá viacé un corrá suene en toda España, igual que Happyness con su Amo a Laura, si bien este último caso no se trata realmente de un grupo, sino de un caso de marketing viral de la MTV, aunque puede dar idea de la fuerza de esta tendencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de julio de 2006