Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fútbol | Barcelona-Madrid, llega el gran clásico

"Ganaremos 1-2 en el Camp Nou"

Casillas se muestra optmista al responder a las preguntas de los lectores de ELPAÍS.es

El portero del Real Madrid, Iker Casillas, está convencido de que su equipo ganará el próximo sábado al Barcelona en el Camp Nou. En una entrevista con los lectores de ELPAIS.es, el guardameta pronosticó un 1-2 a favor de los suyos aunque reconoció que el reto será "difícil". "Va a ser un partido vibrante, difícil y en el cual nos jugamos el poder asegurar el segundo puesto", dijo Casillas, consciente de que la distancia de 11 puntos que separa a su equipo del Barça es, a falta de sólo ocho jornadas para el final de la Liga, casi insalvable.

El portero blanco no ahorró elogios cuando llegó el momento de posicionarse sobre el juego del máximo rival. Así, alabó su estilo "equilibrado" y el medio campo, "que lo manejan muy bien". "Ellos juegan a la espalda, tienen gente rápida arriba", resumió. Añadió que lo importante para sacar un resultado positivo del Camp Nou es "dominar el partido, sabiendo muy bien cuándo tienes que ir a la contra, cuándo tienes que defender; aunque sé que sufrir y ganar también vale". De cara a su inevitable encuentro en el campo con Samuel Eto'o, Casillas trató de restarle importancia: "Está claro que cuando te mete un gol Eto'o, o el que sea, te molesta. Con Samuel no tengo ningún problema, él intenta hacer su trabajo y yo el mío".

Como no podía ser de otra manera, los lectores quisieron conocer la opinión de Casillas sobre la crisis institucional y deportiva que desató la dimisión del técnico Vanderlei Luxemburgo y la posterior marcha de Florentino Pérez de la presidencia del Real Madrid. "A las personas hay que darles tiempo y sobre todo tranquilidad. Cuando llegó Florentino, al principio, no todo fue de color de rosa", dijo el guardameta sobre Fernando Martín, actual responsable del club.

Y también quiso hacer autocrítica, que extendió al resto del vestuario blanco. "Yo creo que depende de los jugadores, que son los verdaderos protagonistas de un equipo de fútbol", argumentó.

En todo caso, rechazó que hubiera terminado una etapa en el Real Madrid. "Simplemente hemos tenido tres años en que no hemos estado a la altura de otros equipos que han estado fenomenal, pero hay gente a la que todavía le queda mucho fútbol" dijo con firmeza. Preguntado por futuros fichajes señaló: "Creo que ahora mismo, con los jugadores que estamos, tenemos un gran equipo, lo que pasa es queno hemos funcionado. Todos los jugadores que hay son buenos".

La duda sobré quién ocupará el banquillo del club madrileño el próximo año tampoco la disipó Casillas, que confesó que le gustaría que siguiera López Caro -"yo apostaría por él, lo está haciendo muy bien", dijo-. Un aficionado le preguntó por los delanteros que más teme cuando los tiene delante. Aunque dijo que eran muchos, sólo nombró a Thierry Henry, cuyo gol apeó al Real Madrid de la Copa de Europa, y al brasileño Ronaldinho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 2006