Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Industria del sexo

RAMÓN IRIGOYEN

El próximo lunes, 19 de septiembre, se va a celebrar una jornada de trabajo -y si jornada nos evoca Las jornadas de Sodoma, del cruento Marqués de Sade, trabajo nos evoca miles de recuerdos y sensaciones contradictorias- en el Centro Cultural Conde Duque donde se debatirán estos temas: la industria del sexo, el tratamiento de la violencia de género, la figura del prostituidor y estrategias de comunicación. La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (www.malostratos.org) y la Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución (www.aboliciondelaprostitucion.org) han organizado esta jornada de entrada libre. En ponencias de mañana y tarde, que inauguran a las 9.30, Maribel Montaño, secretaria general de Políticas de Igualdad del PSOE; Consuelo Abril, Rosario Carracedo y Cristina Pérez Fárrega, que preside la Asociación de Mujeres Profesionales de Medios de Comunicación, la jornada laboral se anuncia con este título: Estrategias de comunicación y tratamiento informativo. Y el subtítulo, como se decía antes de la instauración del ateísmo radical que le debemos a Internet, reza: Tráfico internacional de mujeres con fines de explotación sexual.

La comisión y la plataforma organizadoras informan que más de cuatro millones de mujeres y niñas en el mundo sufren anualmente el tráfico esclavista con fines exclusivamente sexuales para mayor gloria y disfrute soberano de seres humanos que han sido honrados por la naturaleza con un caprichoso martillito instalado entre las piernas que, como las mareas, crece y mengua y, cuando crece, suele necesitar alivios sexuales urgentes. Tengo la impresión de de que estoy hablando de mis congéneres los varones, esos seres que siempre necesitan cariño interfemoral que, aunque no se suele decir, es considerado por la multitud, y a escala planetaria, como el cariño verdadero que, en este caso, sí se compra y se vende en algunos lugares: calles y parques de la ciudad y los más variados prostíbulos que hoy ya se llaman clubes de alterne.

Este tono de sermón airado contra el equipo de los varones suena a plagiado de una sátira del latino Juvenal quien, por cierto, fue autor de algunos de los versos más antifeministas de la literatura occidental. Juvenal escribió también aquello de mens sana in córpore sano (mente sana en cuerpo sano), una leyenda inscrita todavía en algunos gimnasios de hoy, y que alguien parodió con gracia afirmando que disfrutar de una mente sana en un cuerpo sano no tiene mucho mérito: lo realmente meritorio es disfrutar de una mens sana in córpore corrupto.

Según la comisión y plataforma organizadoras, el mercado del sexo es, desde un punto de vista económico, la segunda industria no declarada del mundo y es más rentable que incluso el tráfico de drogas. Y dan el dato de que en España un millón y medio de hombres acuden diariamente al mercado de la prostitución. Nunca me habría imaginado yo, en mi ignorancia de gráficos de población, que en España la población viril ha llegado ya a un millón y medio de hombres -y que, para colmo, todos ellos compran los servicios sexuales de las prostitutas-, pero esto es lo bueno de leer folletos: uno aumenta su cultura en geografía humana o quizá, mejor dicho, inhumana, dada la insensibilidad con que se compran los servicios sexuales de las prostitutas.

La periodista Nuria Varela, Sheila Jeffreys, fundadora de la Coalición contra el Tráfico Sexual en Australia, y Malka Marcovich disertarán sobre la industria del sexo. Sobre violencia de género hablarán la ex europarlamentaria sueca Marianne Eriksson, la periodista Margarita Sáenz-Díez, Magdalena González y Pilar López que disertará sobre La industria del sexo en los medios de comunicación. El epígrafe titulado La figura del prostituidor causa grima con sólo enunciarlo. Hablará sobre el tema la sueca Gunilla Eckberg que, probablemente, viene con las tijeras de Estocolmo de tatuar testículos de clientes de la prostitución. La mesa redonda sobre el tema la presentará Ignacio Ramonet y en ella participan Péter Szil y Carlos París. En la mesa redonda sobre estrategias de comunicación participan el periodista portugués Orlando César e Hubert Dubois, autor de un documental sobre las consecuencias de la reglamentación de la prostitución en Holanda, que emitirá próximamente en Francia TV3. Yo ya me he echado a leer el poema El demonio de la prostitución del griego Yorgos Seferis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2005