ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 12 de julio de 2005
Necrológica:NECROLÓGICAS

Evan Hunter / Ed McBain, novelista y autor de guiones de cine

Evan Hunter, escritor que con el pseudónimo de Ed McBain prácticamente inventó la novela basada en las comisarías de Estados Unidos con su descarnada serie Distrito 87, que presentaba a toda una brigada de policía como protagonista, falleció el 7 de julio en su hogar de Weston, Connecticut, a los 87 años, a causa de un cáncer de laringe.

En una carrera de 50 años, Hunter, en ocasiones como Ed McBain y en otras utilizando otros seudónimos, escribió un gran número de novelas, historias cortas, obras y guiones cinematográficos de gran éxito. Con la publicación de Cop Hater en 1956, la primera de las novelas de Distrito 87, llevó la ficción policiaca a un nuevo terreno más realista, que rompía de forma radical con un formato que dependía de detectives cultos y aristocráticos que trabajaban solos y se tomaban su tiempo para resolver un caso.

Ambientada en una metrópolis parecida a Nueva York llamada Isola, Cop Hater estableció la fórmula que definiría la novela negra urbana hasta nuestros días: la grande y malvada ciudad como personaje del drama; múltiples tramas; una exposición rápida y cinematográfica; brutales escenas de acción y agresivas imágenes de violencia en guetos; metódico trabajo en equipo; auténticos procedimientos forenses, y agentes de policía cínicos, aunque comprensivos, que mantienen diálogos tan reales que parecen sacados de una cena en Queens en un cambio de turno.

La humanidad de las sombrías historias que plagan Distrito 87 la aporta un grupo cambiante que incluye al detective Steve Carella, el corazón y la conciencia de la sala de la brigada; su encantadora y sorda esposa, Teddy; el pétreo detective Meyer Meyer, cuyo padre se negó a darle un nombre de pila porque no quería bautizarle "con algún nombre no judío"; Bert Kling, el policía novato, y Fat Ollie Weeks, el fanático de la igualdad de oportunidades.

A pesar del estudiado vigor de su estilo como Ed McBain, Hunter se definía más como un escritor emocional que como un autor duro. "Me considero un blandengue", dijo una vez. "Las novelas del Distrito 87 me parecen muy sentimentales y los policías son gente idealista". También era un moralista severo, y en muchas de sus novelas este aspecto afloraba como un vivo lamento por el espíritu maltrecho de su ciudad.

Aunque su popularidad entre los lectores nunca flaqueó, a principios de los años noventa sus novelas del Distrito 87 estuvieron especialmente en boga. Y aunque libros anteriores de la serie, como Eighty million eyes (1966), Sadie when she died (1972) y Fuzz (1968) siguen siendo admiradas como clásicos de McBain, posteriormente, obras más complejas como Widows (1991), Mischiel (1993) y Money, money, money (2001) cosecharon ventas más sólidas en EE UU y en el extranjero. Según su agente, Jane Gelfman, en 50 años había vendido más de 100 millones de copias de su obra.

Pese a su popularidad, Hunter podría dar la impresión de ser un talento literario que creía que no se le habían reconocido sus méritos, principalmente debido al limitado éxito de las adaptaciones cinematográficas y televisivas de sus libros. Aunque varias de sus novelas del Distrito 87 se convirtieron en películas y algunas de sus obras se adaptaron para la televisión japonesa, se resentía del fracaso en los años sesenta de la serie de televisión estadounidense Distrito 87.

La serie que revolucionó el género policiaco en horario de máxima audiencia en los ochenta fue Canción triste de Hill Street. Hunter no tuvo nada que ver con esa serie, pero insistía en que su concepto, personajes y estilo dramático se habían inspirado en sus novelas.

Pese a su reconocimiento como Ed McBain, fue bajo el nombre de Evan Hunter como el autor disfrutó de los elogios literarios, antes de cumplir los 30 años. Fue en 1954 con Semilla de maldad, una novela un tanto autobiográfica sobre un joven profesor cuyos ideales se ven destruidos cuando le destinan a un instituto urbano de formación profesional. Al año siguiente se adaptó para una popular película, Rebelión en las aulas, protagonizada por Glenn Ford y Sidney Poitier. Le siguieron otras novelas de éxito, como Mothers and daughters (1961) y Last summer (1968). También adaptó algunas de sus novelas para el cine, incluida El turbulento distrito 87, (1972), protagonizada por Burt Reynolds, y Un extraño en mi vida (1960), con Kirk Douglas y Kim Novak. Pero el más aclamado de los cerca de 75 guiones que escribió fue el de Los pájaros, el clásico de 1963 que él y Alfred Hitchcock adaptaron de una historia de Daphne du Maurier.

Durante muchos años, las firmas Evan Hunter y Ed McBain se mantuvieron estrictamente separadas para evitar cualquier confusión o impacto que pudieran sufrir los lectores de las obras serias de Hunter cuando se vieran expuestos al "caos, la sangre y la violencia" que eran la pasión de Ed McBain. Más tarde, el autor reconoció una fusión de los estilos literarios que anteriormente había considerado distintos. "Evan Hunter y Ed McBain se están convirtiendo en uno", declaró en 1992, y en 2001 ambos escribieron la novela Candyland.

The Mystery Writers of America concedió a Ed McBain su premio Grand Master por los logros de toda una carrera en 1986, y en 1998 fue el primer estadounidense que recibió la Daga de Diamantes Cartier de la Crime Writers Association de Gran Bretaña.

Después de un infarto en los años ochenta, Hunter modificó su rutina de escribir durante 10 horas cada día de la semana. El resultado fueron menos obras, más oscuras y reflexivas, y una nueva filosofía: "Cuando ya no me divierta, lo dejaré". Tiene dos obras pendientes de edición.-

Evan Hunter.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana