ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 2 de abril de 2004
CAMBIO POLÍTICO | Las actuaciones del Gobierno en funciones

Defensa firma contratos de armamento por más de 4.000 millones después de las elecciones

Trillo responde a Bono que su ministerio ejecuta el presupuesto al que "está obligado por ley"

El Ministerio de Defensa ha firmado contratos para la adquisición de armamento por valor de 4.176 millones de euros después de las elecciones. El 24 de marzo se firmó con Izar la construcción de cuatro submarinos S-80 por 1.756 millones y un buque de proyección estratégica por 360; mientras que el pasado miércoles se firmó con Santa Bárbara Sistemas la compra de 212 vehículos de combate Pizarro por 707. También se han dado instrucciones para la adquisición de 24 helicópteros Tigre por 1.353. Los cuatro contratos fueron aprobados en los dos últimos Consejos de Ministros antes del 14-M.

Desde el punto de vista legal, la firma de los contratos puede considerarse un asunto "de trámite", ya que se trata de la ejecución de acuerdos del Consejo de Ministros. Sin embargo, tiene una gran trascendencia política, ya que los compromisos contraídos hipotecan el presupuesto de Defensa para la próxima década.

Para hacerse una idea de su volumen económico hay que tener en cuenta que el coste de los cuatro programas supone el 62% del presupuesto total de Defensa para este ejercicio (6.746 millones de euros) y dos veces y media la partida global para inversiones y mantenimiento de las Fuerzas Armadas en 2004.

El pago de estos programas, a lo largo de hasta 20 anualidades, junto a los compromisos ya contraídos (el carro de combate Leopard, la fragata F-100 o los aviones Eurofighter y A-400M) hace imposible que el PSOE pueda cumplir su promesa de congelar el presupuesto de Defensa, en opinión de los expertos.

Un portavoz de Defensa aseguró ayer que la firma de estos contratos había sido consultada por el ministro en funciones, Federico Trillo-Figueroa, con su sucesor en el cargo, el socialista José Bono. No obstante, cuando EL PAÍS recabó la versión del todavía presidente de Castilla-La Mancha, éste se puso en contacto con Trillo-Figueroa para recabar información al respecto.

Acuerdos de 5 y 12 de marzo

Fuentes próximas a Bono explicaron que el ministro en funciones le había negado "rotundamente" que esté adquiriendo compromisos de futuro. "Trillo le ha dicho que su departamento está inmovilizado y que las únicas actividades presupuestarias que realiza son ejecución de disposiciones a las que el ministerio estaba obligado por ley".

Los contratos firmados tras las elecciones generales del 14 de marzo corresponden a los cuatro grandes programas de modernización de las Fuerzas Armadas gestados durante el Gobierno de José María Aznar. Su negociación ha sido tan compleja y la seguridad del PP en ganar las elecciones era tan grande que la aprobación de los mismos se pospuso hasta los últimos momentos de la legislatura y su materialización, ya en la prórroga.

En concreto, el Consejo de Ministros aprobó la firma del contrato del buque de proyección estratégica (LL) y de los cuatro submarinos S-80 en su reunión del 5 de marzo, la penúltima antes de las elecciones, y de los vehículos Pizarro y los helicópteros Tigre en la última, el 12 de marzo.

La firma de los contratos se ha producido tras la derrota del PP: la Armada firmó con la empresa pública Izar la construcción de los cuatro submarinos, en el astillero de Cartagena, y del buque de proyección estratégica, en el astillero de Ferrol (A Coruña) el 24 de marzo. Por su parte, el Ejército de Tierra firmó con Santa Bárbara Sistemas (propiedad de la compañía estadounidense General Dynamics) la compra de los Pizarro el 31 de marzo.

En el caso de los helicópteros de ataque Tigre, no es el Ministerio de Defensa el que contrata directamente con la empresa Eurocopter (filial del consorcio aeronáutico europeo EADS), sino la agencia europea OCCAR (Organización Conjunta de Cooperación de Armamento), al tratarse de un proyecto multinacional con Francia y Alemania, pero ya se han dado instrucciones a dicha agencia a través de la firma del correspondiente MOU (Acuerdo de Entendimiento).

Los 24 helicópteros Tigre deben entregarse entre los años 2004 y 2011; los 212 vehículos Pizarro entre 2005 y 2010; los cuatro submarinos del 2011 al 2014; y el buque LL en 2008. Estos programas se financiarán al principio con con créditos del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que posteriormente debe devolver el departamento de Defensa, una práctica que instauró el PP en su primera legislatura y ha sido criticada por el PSOE cuando estaba en la oposición.

Por otra parte, la Cadena SER aseguró ayer que el Ministerio de Defensa está negociando en secreto con la Universidad Católica San Antonio de Murcia la venta del antiguo cuartel de marinería de Cartagena. El Gobierno contestó al PSOE en el Congreso en septiembre pasado que las instalaciones serían destinadas a uso público. En concreto, estaba previsto que albergasen un museo naval y un departamento de la Universidad Politécnica de Cartagena. La Universidad Católica alegó que se trata de una fundación sin ánimo de lucro.

El vehículo de combate Pizarro, que fabrica la empresa General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana