ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 3 de octubre de 2001
CRISIS EN EL SECTOR AÉREO

La SEPI adjudica Aerolíneas Argentinas al grupo turístico español Marsans

El comprador asume 668 millones de euros correspondientes al 50% de la deuda y mantiene el empleo

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) adjudicó ayer el 92,1% de Aerolíneas Argentinas y su filial Austral a la empresa Air Comet, ligada accionarialmente al grupo Marsans. El precio de la operación es la asunción por parte del comprador de una deuda de 615 millones de dólares (668 millones de euros, 112.000 millones de pesetas), que supone el 50% del pasivo de Aerolíneas. El comprador se compromete a realizar una ampliación de capital por 50 millones de dólares, mantener el empleo dos años, recuperar operatividad y renovar flota. Espera beneficios en el segundo ejercicio.

La SEPI se quitó de encima ayer un mal sueño al adjudicar el 92,1% que tenía en Aerolíneas Argentinas y el 90% de la filial Austral a la empresa Air Comet. Si el Consejo de Ministros aprueba la decisión tomada ayer por el consejo de administración de la SEPI, el grupo público no tendrá que poner ni una peseta más en Aerolíneas, una empresa que se ha tragado en 10 años 1.800 millones de dólares (1.956 millones de euros, 327.000 millones de pesetas) del erario público español. Después de haber estudiado durante tres meses las distintas ofertas, Aerolíneas se ha adjudicado a Air Comet.

La compradora forma parte de un consorcio especializado en turismo propiedad de Gonzalo Pascual, Gerardo Díaz y Antonio Mata. Entre otras compañías cuentan con el 100% de Viajes Marsans, y tiene presencia mayoritaria en otras dos compañía aéreas: Spanair (51%) y Air Plus Argentina (70%). En concreto, el 35% de Air Comet es de una empresa de Gonzalo Pascual, uno de los dueños de Marsans; otra empresa de Gerardo Díaz, también socio de Marsans, es propietaria de otros 35% de Air Comet, y el empresario Antonio Mata, que preside Air Plus y será el nuevo presidente de Aerolíneas Argentinas, tiene el 30%. De las cuatro ofertas finalistas, sólo la de Air Comet era española; otras dos -Clicknest y Grupo Pellegrini- eran de empresarios argentinos y una cuarta pertenecía al fondo de inversión norteamericano Asset Management.

Air Comet se queda con Aerolíneas sin pagar una peseta. Asume el 50% de la deuda de la compañía que asciende a un total de 1.200 millones de dólares, y se compromete a llevar a cabo en el plazo de nueve meses una ampliación de capital por al menos 50 millones de dólares que estará abierta en un 10% a los empleados y en otro 15% a inversores institucionales argentinos. Para el resto, Air Comet buscará inversores.

La empresa compradora mantendrá durante dos años los 6.734 empleos del grupo formado por Aerolíneas Argentinas (5.119), Austral (1.023), Aerohandling (443) y Jet Paq y Optar (149). En ese periodo no habrá reducciones de plantilla, salvo acuerdo con los sindicatos, se cobrará el sueldo regularmente, y se establece un plan de incentivos para que los empleados puedan tener hasta el 10% de la empresa.

Según dijo ayer en la firma pública de la adjudicación el presidente de SEPI, Ignacio Ruiz-Jarabo, una de las causas para la venta de Aerolíneas a Air Comet ha sido el plan de futuro a tres años. La compradora se ha comprometido también a recuperar de forma inmediata el nivel de actividad de la compañía de bandera argentina que ahora opera sólo el 30% de los vuelos de cabotaje y el 10% de los internacionales; a incrementar la frecuencia de los viajes de negocios y destinos turísticos; a aumentar el número de destinos internacionales, y prevé incorporar en menos de cuatro años 23 aviones a la actual flota, compuesta de 50 aeronaves. Pero en la información facilitada ayer no hay ni una sola cifra de la inversión necesaria para llevar a cabo todo este plan. Un plan con el que, además, el comprador espera tener equilibrio financiero y obtener beneficios en el segundo año.

Protesta de los trabajadores

La adjudicación decidida ayer por la SEPI, deja el capital de Aerolíneas Argentinas de la siguiente forma: el Estado argentino tiene el 5,4%; el Programa de Propiedad Participada (la plantilla ) el 2,65% e Interinvest el 91,93%. Interinvest, a su vez, está participada en el 99,2% por Air Comet, Iberia tiene el 0,143% y American Airlines el 0,650%.

Tras conocerse la decisión de la SEPI, los trabajadores de Aerolíneas Argentinas se manifestaron frente a las oficinas de la cámara de turismo español, en pleno centro de Buenos Aires, informa Carlos Ares. El secretario general del sindicato de técnicos aeronáuticos Ricardo Cirielli dijo sentirse "indignado por la actitud del Gobierno argentino que no defendió los intereses de una empresa que pertenecía al Estado argentino y de la que depende el destino de 7.000 familias compratriotas". Según Cirielli, "para nosotros esto es más de lo mismo.

El plan de lucha de los trabajadores de Aerolíneas continuará, según Cirelli, "hasta que se conozca el proyecto de los nuevos operadores, se pongan al día los salarios y se den garantías de que cumplirán con la prometida estabilidad laboral que asegure los puestos de trabajo para todos". El viernes está prevista una concentración frente a las oficinas de Marsans en Buenos Aires y otro acto de protesta ante la sede de la embajada de España en Buenos Aires.

Gonzalo Pascual (a la izquierda), junto a Ignacio Ruiz Jarabo, presidente de SEPI, en el acto de firma de ayer. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana