Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado de Holanda legaliza el matrimonio homosexual

A partir del próximo mes de enero, las parejas homosexuales podrán contraer matrimonio en Holanda con los mismos derechos que los heterosexuales, incluida la adopción de niños. El Senado holandés aprobó ayer la ley por amplia mayoría con la única oposición del democristiano CDA y los pequeños partidos confesionales.La medida tiene un carácter esencialmente simbólico, ya que desde 1998 pueden registrarse oficialmente en el Ayuntamiento y beneficiarse de casi todos los derechos que tienen los heterosexuales. El derecho de adopción constituye, sin embargo, un cambio considerable. No obstante, la nueva ley holandesa prevé que los niños adoptados sean de nacionalidad holandesa para evitar conflictos jurídicos con el resto de países.

Las iglesias, tanto la protestante como la católica, ya manifestaron su oposición en septiembre, cuando la ley fue aprobada por el Congreso. Los obispos recordaron que el matrimonio es "una unión para toda la vida entre hombre y mujer, que tiene como objetivo la procreación". Existe una voz discordante en el seno de la comunidad protestante, la de la Congregación de la Reconvención. Esta comunidad religiosa, formada por 10.000 fieles, ya celebra uniones entre personas del mismo sexo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de diciembre de 2000